François Hollande considera insoportable que Nicolás Sarkozy compare Francia con una dictadura

Sobre la polémica por las escuchas judiciales de que ha sido objeto Sarkozy, Hollande hizo notar que las deciden «jueces independientes»


El presidente francés, el socialista François Hollande, consideró «insoportable» que su predecesor, el conservador Nicolas Sarkozy, compare Francia con una dictadura para criticar los procedimientos judiciales que se han abierto contra él y las filtraciones de esas investigaciones en la prensa.

«Dejar pensar que nuestro país, nuestra República, puedan no basarse en las libertades es introducir una duda que está fuera de lugar y cualquier comparación con dictaduras es, por fuerza, insoportable», señaló Hollande en reacción a Sarkozy, en una declaración emitida por los medios franceses.

Desde la cumbre europea en la que participa desde ayer en Bruselas, el jefe del Estado dijo que en el puesto que ocupa su «deber» es «garantizar la independencia de la justicia, la separación de poderes, el ejercicio de los derechos de la defensa, la presunción de inocencia, el respeto de las decisiones judiciales que se imponen a todos.

Sobre la polémica por las escuchas judiciales de que ha sido objeto Sarkozy, y algunas de las cuales han sido publicadas por la prensa, hizo notar que las deciden «jueces independientes, sin que el Ejecutivo, sea la ministra de Justicia o el de Interior, tengan que intervenir».

Críticas de Sarkozy

El anterior presidente, en un artículo publicado hoy por Le Figaro se indignó por el pinchazo de sus móviles, con un comentario particularmente ácido: «cualquier persona que me telefonea debe saber que será escuchada».

«No es un fragmento de la maravillosa película La vida de los otros sobre la Alemania del este y las actividades de la stasi (la antigua policía política), no son los comportamientos de un dictador con sus opositores, es Francia», añadió Sarkozy.

El político conservador ironizó también con la posición de los ministros de Justicia, Christiane Taubira, e Interior, Manuel Valls, que han dicho no estar al corriente de las escuchas judiciales de que ha sido objeto y concluyó por su parte: «¿De quién se ríen?. Podríamos reír si no se tratara de principios republicanos tan importantes».

Jean-François Copé, el presidente del partido de Sarkozy, la UMP, justificó hoy la reacción del precedente jefe del Estado, que a su juicio «era indispensable por la violencia de los ataques de que era objeto», en una entrevista con la televisión «LCI».

Copé denunció que estas últimas semanas «ha habido un ensañamiento para cuestionar sistemáticamente» la Unión por una Mayoría Popular (UMP) «a unos días de las elecciones municipales», que se celebran este domingo y el próximo, para influir en sus resultados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

François Hollande considera insoportable que Nicolás Sarkozy compare Francia con una dictadura