El avión fantasma de Malasia voló durante 4 horas después de desaparecer

Continúa el misterio sobre la extraña desaparición del aparato

;
Un satélite capta imágenes de posibles fragmentos del avión de Malasia El jefe de la Aviación Civil china no confirma que pertenezcan a la aereonave

Agencias

Los misterios que rodean a la desaparición del avión de Malaysia Airlines crecen a un ritmo vertiginoso con el paso de las horas. El artefacto y sus 239 ocupantes siguen sin dejar ninguna pista fiable y las teorías conspiratorias se multiplican por momentos. La última ha sido lanzada por unos investigadores estadounidenses del diario The Wall Street Journal, quienes aseguraron que el avión pudo haber seguido volando unas cuatro horas después del último momento en que se tuvo señal de él en el control.

La estimación de estos científicos parece estar basada en «la información enviada automáticamente desde el motor del Boeing 777-200», explicaban estas fuentes quienes además añadían que el vuelo MH370 llevaba carburante para 7,5 horas de trayecto.

Según relata el diario estadounidense, el fabricante del motor del avión, Rolls-Royce, recibe automáticamente los datos de la altura y velocidad de los aparatos como parte de sus acuerdos de mantenimiento de la aerolínea.

Con todos estos datos, los investigadores americanos ya se han puesto manos a la obra y actualmente ya trabajan a destajo para determinar hacia dónde se dirigió el avión una vez que se perdió todo contacto con él. Según sus primeras estimaciones, si el avión voló cuatro horas más después de que se le perdiera la pista podría haber recorrido una distancia adicional de 2.200 millas náuticas, lo que le habría permitido alcanzar, aseguran, puntos como el océano Índico, la frontera con Pakistán o el mar Arábigo.

Una de las hipótesis más llamativas entre las que barajan los investigadores sitúa a una o varias personas de las que viajaban a bordo como principales culpables de la desaparición del objeto. «Alguno de los pasajeros podrían haber cambiado el rumbo del avión con la intención de usarlo para otros propósitos», alertaban los científicos.

Malasia ya lo desmiente

Parece que estas elucubraciones han molestado al gobierno de Malasia que ya se ha apurado a emitir un desmentido sobre las pesquisas americanas. El ministro de Defensa y titular interino de Transporte de Malasia, Hishamudin Husein, declaró que esta información era completamente errónea y señaló que actualmente Malaysia Airlines y Rolls-Royce están trabajando juntos en la lectura de los datos.

Hishamudin Husein además reiteró que el avión había pasado todas las revisiones e, incluso, aseguró que la última se había llevado a cabo el 23 de febrero del 2014.

¿Es culpable la tripulación?

La desaparición del avión malayo recuerda en muchas ocasiones al Cluedo, aquel popular juego de mesa en el que los participantes debían rastrear toda serie de pistas para encontrar al culpable de un terrible suceso. Los responsables, que ya han comenzado a revolver cielo y tierra, siguen sin querer revelar nada a los medios de comunicación. Las pocas pistas que hay, que siguen llegando a cuentagotas, han provocado un desarrollo extremo del imaginario colectivo, y teorías disparatadas como la de una repetición de la trama de la famosísima serie Lost (Perdidos), ya han comenzado a correr por las redes sociales.

Mientras tanto, las fuerzas de seguridad se alejan de la ficción y siguen con su peculiar persecución. En las últimas horas, la Policía de Malasia decidió comenzar un exhaustivo registro de los hogares de los 12 miembros de la tripulación a bordo del avión de Malaysia Airlines. El director de la Policía Federal, Hadi Ho Abdullah, quien lidera el equipo de investigación, indicó al diario «Harian Metro» que habían registrado varias casas, entre ellos la del piloto y otros miembros de la tripulación.

Además, el director de la Policía malasia, Khalid Abu Bakar, declaró el pasado martes que las investigaciones se centraban en cuatro ángulos, ninguno descartado.

«Sabotaje, secuestro, problemas psicológicos o personales entre los pasajeros y la tripulación del vuelo», así como un fallo mecánico.

Aviones del Ejército malasio partieron hoy para tratar de verificar si los restos descubiertos por un satélite chino pertenecen al avión desaparecido.

Las imágenes se tomaron el pasado domingo 9 de marzo sobre las 11 de la mañana pero no han sido reveladas hasta la noche del miércoles por la Administración de Ciencia, Tecnología e Industria para la Defensa Nacional.

En su página web, el departamento gubernamental chino precisó que los objetos sospechosos fueron localizados «a unos 6,7 grados latitud norte y 105,63 grados longitud este» y que se extienden por un área «con un radio de 20 kilómetros».

Asimismo, especificó que el tamaño de los restos atisbados «es de 13x18 metros, 14x19 metros y 24x22 metros aproximadamente, según los cálculos del satélite».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
41 votos

El avión fantasma de Malasia voló durante 4 horas después de desaparecer