La Justicia británica considera ilegal vetar la difusión de unas cartas del príncipe Carlos

El veto se generó después de que un periodista solicitase la divulgación de la correspondencia del heredero con los ministerios del Gobierno


El Tribunal de Apelación de Londres consideró ilegal la decisión del fiscal general británico, Dominic Grieve, de vetar la difusión de cartas enviadas por el príncipe Carlos, heredero al trono, al Gobierno entre 2004 y 2005. La divulgación de la correspondencia había sido solicitada en 2012 por el periodista Rob Evans, del diario The Guardian, que recurrió al Tribunal de Apelación tras la decisión del fiscal.

En la vista de hoy, tres jueces del Tribunal de Apelación dictaminaron que el veto impuesto a las cartas del príncipe Carlos por Grieve debe ser anulado por considerar que «no hay buenas razones» para aplicarlo.

Este caso se remonta a 2012, cuando el fiscal vetó la difusión de las cartas que había autorizado dos meses antes el Tribunal Superior de Londres a petición de Rob Evans. En concreto, en septiembre de 2012 el Tribunal Superior consideró que Evans y la población tenían derecho a conocer el contenido de la correspondencia del príncipe Carlos en virtud de la ley de libertad de información, pero el dictamen fue vetado dos meses después por Grieve.

Al tomar esa decisión, el fiscal dijo en su día que las misivas del príncipe Carlos con los diferentes ministerios debía mantenerse confidenciales porque formaban parte de «su preparación para reinar». De hacerse pública, agregó Grieve, podía quedar dañado el principio de neutralidad que se presupone a todo monarca y perjudicarle en el ejercicio de sus funciones.

Sin embargo, en su dictamen de hoy, el Tribunal de Apelación argumentó que la decisión del fiscal de vetar el dictamen de la Corte Superior es incompatible con la legislación europea. Pese a todo, el Tribunal de Apelación ha dado permiso al fiscal general para recurrir ante la Corte Suprema, máxima instancia judicial británica, por lo que el veto se mantiene.

Tras conocerse el fallo de hoy, un portavoz del fiscal general manifestó su decepción por la decisión y confirmó que apelará ante la máxima instancia judicial a fin de «proteger principios importantes que en este caso están en juego».

El príncipe Carlos, criticado en la prensa británica

En los últimos años algunos sectores de la prensa han criticado al príncipe Carlos, de 65 años, por tratar de influir en las políticas del Gobierno. Evans busca saber el alcance de la posible influencia del príncipe en los ministerios del Gobierno y está interesado concretamente en cartas enviadas entre septiembre de 2004 y abril de 2005, cuando el Partido Laborista estaba en el poder.

Los ministerios a los que las misivas del príncipe Carlos fueron dirigidas eran los de Empresa, Sanidad, Educación, Medio Ambiente y Asuntos Rurales, Cultura y el de Irlanda del Norte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

La Justicia británica considera ilegal vetar la difusión de unas cartas del príncipe Carlos