Renzi salva a Roma de la bancarrota

El alcalde de la capital, Ignazio Marino, había amenazado con suspender todos los servicios municipales


El nuevo gobierno italiano de Matteo Renzi adoptó este viernes un decreto para salvar a Roma de la quiebra, después de que el parlamento rechazara recientemente otorgar a la ciudad una ayuda financiera especial.

Ese decreto ley, adoptado en Consejo de ministros, prevé la entrega, «en una vez», de 570 millones de euros que en tiempo normal habrían sido entregados en varios plazos, indicó un comunicado.

El gobierno ordenó también a la Ciudad Eterna preparar «un plan plurianual» para equilibrar sus cuentas, privatizando si es necesario algunas empresas o vendiendo una parte de su patrimonio inmobiliario.

El alcalde de Roma, Ignazio Marino, había amenazado con suspender todos los servicios municipales -transportes, recolección de residuos, etc.- si no se hallaba una solución rápida.

«¡No seré un nuevo Nerón!», advirtió, haciendo alusión al terrible emperador romano, quien tocaba la lira mientras miraba cómo la ciudad se incendiaba.

Renzi, dirigente de centro-izquierda y exalcalde de Florencia, había prometido adoptar medidas urgentes para ayudar a la capital.

Otras ciudades, que también enfrentan grandes dificultades financieras, no consideran que esta eventual ayuda a la capital sea equitativa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Renzi salva a Roma de la bancarrota