El Partido Socialdemócrata niega haber avisado a su diputado sobre la investigación por pornografía infantil

El jefe del SPD asegura que Edathy ha admitido haber pedido imágenes de jóvenes desnudos


Agencias

El jefe del Partido Socialdemócrata alemán (SPD), Sigmar Gabriel, criticó hoy duramente el comportamiento del ex diputado del partido Sebastian Edathy, investigado por adquirir imágenes de niños desnudos rayanas con la pornografía infantil y que ha provocado las primeras grietas en el gobierno de Angela Merkel.

«Edathy ha admitido haber pedido imágenes de jóvenes desnudos», declaró Gabriel en Berlín. «Se trata de un material extraño y no demasiado justificado», agregó después de reunirse con la canciller alemana, Angela Merkel, su socia en el gobierno.

«La presidencia y cúpula directiva del SPD se mostraron horrorizados y consternados por este comportamiento», indicó el vicecanciller y ministro de Economía.

Además, Sigmar Gabriel, negó que su formación advirtiese al diputado Sebastian Edathy de que la Fiscalía general le investigaba por un presunto delito de tenencia de pornografía infantil.

Gabriel, vicecanciller del Gobierno alemán, se mostró tajante a este respecto en la rueda de prensa que siguió a una reunión de la dirección del SPD sobre este escándalo que ha puesto en jaque al Ejecutivo de la canciller Angela Merkel y ha forzado ya una dimisión.

«No hay duda de que ni (el jefe del grupo parlamentario socialdemócrata Thomas) Oppermann ni (el ministro de Exteriores Frank-Walter) Steinmeier ni yo mismo de alguna manera advertimos (de la investigación de la fiscalía) a Edathy o a su entorno», aseguró Gabriel.

Asimismo, Gabriel afirmó que la decisión del entonces diputado de dejar su puesto en el Bundestag (Cámara baja) está «más que justificada».

Algunas voces de la política y los medios han relacionado la fuga de Edathy, quien se encuentra desaparecido, y la posible destrucción de pruebas incriminatorias, pues en los registros de su domicilio y oficina no se ha encontrado nada, con un posible chivatazo por parte del SPD.

El presidente del Partido Socialdemócrata recalcó asimismo que Oppermann, a quien parte de los partidos de la coalición y de la oposición piden que dimita, mantuvo «una conducta absolutamente correcta» y descartó su cese.

Gabriel recalcó que la dirección del partido considera que Edathy, «independientemente de las consecuencias legales» que tenga finalmente su caso, «no encaja con el SPD», dejando entrever que apoyaría la apertura de un proceso de expulsión.

Asimismo, el presidente socialdemócrata «lamentó» la dimisión de Hans-Peter Friedrich, que el viernes abandonó su puesto como ministro de Agricultura tras difundirse que el pasado octubre, cuando aún era ministro de Interior en funciones, informó a Gabriel sobre el caso Edathy.

Gabriel negó asimismo en respuesta a un periodista que se haya planteado sacrificar a Oppermann para «reequilibrar» la gran coalición de gobierno tras la salida de Friedrich.

Mañana está previsto que Merkel, Gabriel y Horst Seehofer, el presidente de la bávara Unión Socialcristiana (CSU) a la que pertenece Friedrich, celebren una cumbre en Berlín para tratar de atajar la crisis.

La reconstrucción de la «confianza mutua» en palabras de Gabriel es uno de los objetivos del encuentro.

El pasado martes se hizo público que Edathy era investigado por la fiscalía en relación a un presunto delito de tenencia de pornografía infantil.

El escándalo político consiguiente se desató poco después, cuando el SPD confirmó que Friedrich informó a Gabriel de la investigación en curso y éste habló con Oppermann.

Merkel intenta atajar la crisis de gobierno

La canciller alemana, Angela Merkel, convocó para este martes a los líderes de los partidos de la gran coalición a una cumbre de urgencia para abordar la crisis que ha desatado en su seno un presunto caso de pornografía infantil en el que está implicado un diputado socialdemócrata.

La reunión se anunció de forma paralela a la propuesta del socialcristiano Christian Schmidt, hasta ahora secretario de Estado de Ayuda al Desarrollo alemán, como nuevo ministro de Agricultura en sustitución de su correligionario Hans-Peter Friedrich, que dimitió el viernes por haber interferido en el citado caso.

Friedrich dejó el ministerio menos de dos meses después de haber sido nombrado, tras hacerse público que el pasado octubre alertó al presidente del Partido Socialdemócrata (SPD), Sigmar Gabriel, de que el parlamentario de sus filas Sebastian Edathy estaba siendo investigado por un presunto delito de posesión de pornografía infantil.

La fiscalía general indicó que Edathy adquirió con su tarjeta de crédito entre el 2005 y el 2010 un total de 31 vídeos y fotografías de niños de entre 9 y 13 años desnudos y la policía registró la semana pasada su domicilio y oficina en busca de más pruebas.

El aviso de Friedrich a Gabriel se produjo mientras la Unión Cristianodemócrata (CDU), su hermana bávara CSU y el SPD negociaban la formación de la gran coalición que precisaba Merkel para asegurarse la investidura como canciller en diciembre.

Friedrich indicó al dejar su cargo que no dio cuenta a nadie más del caso y a esas declaraciones se remitió hoy en repetidas ocasiones el portavoz del Ejecutivo, Steffen Seibert, al ser preguntado por si la canciller tuvo conocimiento del caso antes de que se hiciese público.

Tras varias respuestas medidas, Seibert aseguró que «nadie en la Cancillería sabía» nada del caso antes del pasado martes, cuando la policía registró el domicilio y la oficina de Edathy y la noticia saltó a los medios.

«Como responsable del Ejecutivo alemán, (Merkel) podría haber sabido, pero no fue así», afirmó.

Además, Seibert indicó que la canciller tiene «confianza absoluta» en Gabriel, que además de presidente del SPD, es su vicecanciller y ministro de Economía y Energía.

El portavoz reconoció que el asunto «no está zanjado» y que quedan preguntas que responder, porque la ciudadanía «quiere saber si alguien (más) ha hecho algo incorrecto».

Los medios alemanes especulan con la posibilidad de que más políticos supiesen de la investigación contra Edathy e incluso que alertaran al socialdemócrata, que llegó a estar en las quinielas el pasado otoño como ministrable, dañando la investigación policial.

Gabriel, como ha reconocido el SPD, compartió la información sobre Edathy con Thomas Oppermann, ahora jefe del grupo parlamentario socialdemócrata y centro de las críticas de los conservadores bávaros, que exigen su dimisión.

Fue él quien la semana pasada, en un comunicado, reveló que Friedrich había informado a la cúpula de su partido de que Edathy estaba siendo investigado y quien puso al ministro a los pies de los caballos.

Asimismo, algunas voces han empezado a reclamar una revisión de la ley contra la pornografía infantil, ya que el tipo de contenidos que adquirió Edathy no son ilegales en Alemania, al no mostrar explícitamente órganos genitales ni contener actos sexuales.

El presidente de la comisión de Interior del Bundestag (cámara baja), Wolfgang Bosbach, exigió hoy, en unas declaraciones al diario Rheinische Post, una revisión de la normativa para estudiar si la ley tiene «un agujero en la protección».

Mientras tanto, el propio Edathy sigue desaparecido, al parecer en un país del área de libre circulación Schengen, aunque ha negado las acusaciones en su contra a través de la red social Facebook y de declaraciones a medios locales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El Partido Socialdemócrata niega haber avisado a su diputado sobre la investigación por pornografía infantil