El gasto militar se dispara en Asia

EE. UU. sigue siendo la primera potencia militar, pero China afianza su poderío en medio de sus disputas territoriales con Japón y Corea del Sur


Redacción / La voz

El continuo crecimiento de la maquinaria militar de China, y las réplicas de sus vecinos, aceleran el gasto en defensa de Asia, pese a que Estados Unidos continúa siendo la primera potencia militar. Una tendencia que enfatiza que el eje del poder global gira irremediablemente hacia Asia. Así lo certifica el balance de gastos y prioridades militares de 171 países en el 2013 realizado por el Instituto Internacional para Estudios Estratégicos (IISS).

Los recortes continúan en Europa y EE.UU. -aunque su presupuesto prácticamente equivale al gasto conjunto del resto de países- desde la crisis financiera del 2008, mientras el presupuesto en defensa en Asia ha aumentado un 23 % desde el 2010

China, Japón y Corea del Sur han elevado los gastos al mismo ritmo que crecían las tensiones entre ellos, espoleadas por disputas territoriales y aderezadas de proclamas nacionalistas. China invirtió 112.200 millones de dólares en defensa (un aumento de más del 40 % desde el 2008). Aunque, dado el habitual secretismo de Pekín, los expertos consideran que esa cifra no abarca todos los gastos relacionados con la defensa.

La ambición china es convertirse en una potencia marítima y con ese fin hace unos meses estrenó su primer portaviones, el Liaoning, y espera hacerse con tres más antes de diez años, aunque sin olvidar la modernización de la fuerza aérea y terrestre. Pekín gasta ahora tres veces más que la India y más que Japón, Corea del Sur, Taiwán y Vietnam juntas.

Cambio de táctica

Sus movimientos para lograr una vía directa al Pacífico, como la declaración unilateral de zona de defensa aérea en el mar de China, son vigilados por Washington, que ha invertido en afianzar su presencia en la zona para frenar al gigante asiático.

Rusia, con Putin ambicionando los tiempos de la URSS, y Arabia Saudí, dispuesta a afianzarse en el inestable Oriente Medio frente a Irán, ganan posiciones en el ránking del IISS. En cambio, el Reino Unido cae del tercero al quinto puesto, seguida de Francia, que lleva dos años en el sexto tras su caída del cuarto en el 2011.

Los recortes presupuestarios y la reducción de las operaciones en Afganistán son la causa de la caída del gasto militar de Europa. Según el IISS, los países europeos están obligados a cooperar para rentabilizar sus recursos y mantener su influencia. La próxima cumbre de la OTAN será vital para su futuro.

Pese a todo, EE. UU. y sus aliados seguirán manteniendo su liderazgo en las próximas dos décadas, aseguró en Londres el experto Christian Le Mière.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El gasto militar se dispara en Asia