El juicio por la muerte de Hariri arranca con el banquillo vacío

El proceso podría agravar aún más las tensiones sectarias en el Líbano

La Voz

Han tenido que pasar nueve años para que la justicia internacional lograra abrir ayer un juicio, aunque sin acusados en el banquillo, sobre el asesinato del ex primer ministro del Líbano Rafic Hariri en un atentado en Beirut. Su muerte provocó disturbios entre suníes y chiíes que pusieron, una vez más, al país al borde de la guerra, y acabó con la retirada del Ejército de Siria después de casi 30 años de ocupación. El juicio podría espolear aún más las tensiones sectarias. Ya que es poco probable que los sospechosos acaben entre rejas, el juicio es visto como una pérdida de tiempo y dinero (ya se han gastado 325 millones de dólares), pero el tribunal se defiende: «Hacer justicia nunca es una pérdida de tiempo».

Los cuatro acusados son miembros de Hezbolá. Este partido-milicia chií vinculado a Siria e Irán siempre ha negado su implicación en la muerte de Hariri, acusando a Israel y rechazando entregar a los presuntos asesinos, que permanecen prófugos -algunos aseguran que viven a Irán- desde que en el 2011 se oficializaron los cargos contra ellos y se emitiera una orden de busca y captura. Se prevé incluir a un quinto sospechoso.

Después de años de litigios entre Hezbolá y la coalición prooccidental libanesa, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó en el 2007 la creación del Tribunal Especial para el Líbano. Con sede en Leidschendam, a las afueras de La Haya (Holanda), es el primero en el que el banquillo permanecerá vacío y también el primero que juzga un caso de terrorismo.

«Vamos a proceder como si los acusados estuvieran y se hubieran declarado no culpables», declaró el juez David Re ante una maqueta del lugar donde se produjo el atentado. Sentado detrás de los abogados de las víctimas, el hijo de Hariri, Saad, también ex primer ministro, escuchó atentamente al juez, según AFP.

El 14 de febrero del 2005 El vehículo blindado de Hariri no soportó la explosión de las 2,5 toneladas de TNT cargadas en un camión, que mató a otras 21 personas e hirió a más de 200.

Informe de expertos españoles

El fiscal jefe, Norman Farrell, presentó un esquema elaborado por expertos españoles que muestra la posición exacta de los seis coches del convoy de Hariri y el camión bomba en el momento del ataque, informa Efe. Pretende llamar a más de 500 testigos y sus principales pruebas son las llamadas por teléfonos móviles que detallan como pergeñaron la operación durante cuatro meses Mustafá Badredine y Salim Ayash, los dos principales acusados.

El juicio podría durar meses o incluso años. Su inicio coincidió con un atentado en el Líbano, que vive una escalada de la violencia avivada por la guerra siria. El Frente de Al Nusra reivindicó el ataque que causó tres muertos en un feudo del Hezbolá cerca de la frontera siria.

¿QUIÉNes son los acusados?

Comandante de Hezbolá, se le acusa de planear el asesinato.

De nacionalidad estadounidense y libanesa, fue el encargado cómo ejecutar el ataque.

Encargado de lanzar la pista falsa sobre un grupo suní para proteger a los autores.

Este miembro de Hezbolá ayudó a Oneisi a enviar la falsa reivindicación en un vídeo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El juicio por la muerte de Hariri arranca con el banquillo vacío