Palestina recuerda sus «atrocidades»

El único pesar que ha provocado el fallecimiento entre los palestinos, es que haya impedido un juicio por las historias más sangrientas de Oriente Medio


El único pesar que ha provocado el fallecimiento de Sharon en el mundo árabe, especialmente entre los palestinos, es que su muerte haya impedido un juicio por varias de las historias más sangrientas de Oriente Medio. Human Rights Watch recordaba ayer el significativo incremento de colonias en territorio palestino durante sus mandatos, y la matanza de miles de civiles en 1982 en los campamentos de Sabra y Shatila en Líbano, cuando era primer ministro, y por la que una comisión israelí determinó que Sharon tuvo una «responsabilidad indirecta».

Tanto el movimiento nacionalista palestino Al Fatah como el islamista Hamás han rememorado las «atrocidades» al conocer el fallecimiento. «Rezamos a Alá para que Sharon vaya al infierno», dijo un portavoz de Hamás. Celebraciones espontáneas de la población en las calles de Cisjordania, así como en la capital libanesa, mostraban el estado de ánimo de los árabes.

Los líderes internacionales obviaron estos eventos de su biografía política y se centraron en la figura de Sharon como estadista. Todos enviaron sus condolencias a los dirigentes y al pueblo israelíes, incluido el rey de España y el presidente del Gobierno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Palestina recuerda sus «atrocidades»