Maduro releva a siete ministros y adelanta que habrá más cambios

Refuerza la línea dura con militares que apoyaron el golpe de Chávez


Caracas / Corresponsal

El presidente Nicolás Maduro ha optado por la línea dura del chavismo en el primer reajuste de su Gabinete tras las elecciones municipales con el objetivo de afrontar los principales problemas que afronta Venezuela: desabastecimiento, inflación e inseguridad. Maduro anuncio ayer de madrugada cambios en siete carteras (Educación Universitaria, Deporte, Juventud, Industria, Educación, Trabajo y al Oficina de la Presidencia), y adelantó que en los próximos días completará «todo el ajuste necesario para la batalla económica, la batalla social».

Los analistas esperan que la próxima semana el mandatario haga una serie de anuncios en el área económica, que incluirían una nueva devaluación de la moneda nacional, el bolívar, e, incluso un alza en los precios de la gasolina, que no se tocan desde hace diecisiete años.

Venezuela encara un duro enero, en el que gran cantidad de productos están desaparecidos de las estanterías (entre ellos varios indispensables para una dieta básica, como leche, azúcar, aceite y harina de maíz y de trigo) y tras un año en el que la inflación alcanzó 56 % en el IPC y el 80 % en los alimentos.

Además, hay temores de un aislamiento internacional por vía aérea, pues el Gobierno debe a las aerolíneas afiliadas a Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) unos 2.500 millones de euros, que no han sido cancelados como consecuencia del control de cambios que rige en la economía venezolana desde hace una década. Las reservas líquidas del país alcanzan aproximadamente esa cifra.

Air Europa anunció que reasignará los asientos que tenía para Venezuela hacia otros destinos, una manera sutil de indicar que no venderá más billetes hasta que el Gobierno le pague lo que le adeuda (110 millones de euros). Sin embargo, aclaró que respetará los cupos que ya ha colocado en el mercado local.

Los cambios ministeriales de Maduro han reforzado la «línea dura en el control político, con mayoría de militares que acompañaron a Hugo Chávez cuando dio hace 22 años el golpe de Estado que marcó el inicio de la revolución bolivariana», señaló la abogada Rocío San Miguel, de la ONG Control Ciudadano.

Habrá que esperar a conocer los cambios en el gabinete económico para saber si el país va a profundizar en la línea dura -controles de precio, cambio y restricciones a la libertad económica- o va a emprender un camino de apertura. Analistas como el exdirector del Banco Central de Venezuela, José Guerra, consideran «insostenible» el modelo económico del país, que acumula inmensos desequilibrios tras una década de controles. Entre ellos, que el dólar del mercado negro sea diez veces el del oficial, que se importe el 70 % de los alimentos o que un tanque de gasolina cueste menos de 10 centavos de euro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Maduro releva a siete ministros y adelanta que habrá más cambios