Francia permitirá llevar vigilantes privados en sus atuneros del Índico

Adopta el modelo español tras años de embarcar infantes de Marina

la voz

Es cierto que la piratería en el Índico ha descendido de forma importante gracias al despliegue naval de la UE, de la OTAN y de otros países a nivel particular, como China. Ahora bien, todavía no puede decirse que se haya vuelto a la normalidad. Al contrario, es impensable, al menos para los armadores españoles, pensar en pescar solo con marineros a bordo. Llevar personal de seguridad sigue siendo imprescindible.

Desde que los secuestros empezaron a ser tónica habitual frente a las costas de Somalia -allá por el 2008-, los barcos españoles recurrieron a empresas de seguridad privada para evitar asaltos a sus atuneros. Los empresarios, sin embargo, reclamaban la fórmula que empleaban los franceses y los belgas, que enrolaban a infantes de Marina para atajar los posibles asaltos piratas.

Años después, cuando los armadores ya han desistido de su reclamación, son Francia y Bélgica los que adoptan la fórmula española y adaptan su legislación para permitir vigilantes privados a bordo de los barcos. Lo anunció el primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, en una entrevista publicada por la revista especializada en asuntos marítimos Le Marin y extractada por Efe. Según Ayrault, lo que se va a autorizar es «el recurso a equipos privados capaces de completar las misiones de la Marina nacional» y eso se hará bajo una regulación precisa mediante un decreto. En concreto, se darán autorizaciones a los que quieran ofrecer esos servicios para certificar su profesionalidad y que respetan unas «reglas mínimas».

«Es un elemento importante para dar a los armadores una garantía de seguridad para sus tripulaciones y para sus cargas», comentó el jefe del Gobierno, que añadió que eso les permitirá estar en iguales condiciones que sus homólogos europeos, que ya pueden recurrir a ese tipo de dispositivos.

Bélgica también está cerca de aprobar una nueva legislación que permitirá a los buques mercantes contratar a empresas de seguridad privada para hacer frente a los posibles ataques de piratas somalíes, según publicó ayer el diario La Libre Belgique.

La legislación belga incluía desde principios de año una medida transitoria que permitía a los armadores recurrir a empresas privadas que operaran a nivel europeo, mientras que la nueva norma mantendrá esta posibilidad con carácter definitivo y autorizará también a compañías belgas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Francia permitirá llevar vigilantes privados en sus atuneros del Índico