La nueva Constitución de Egipto prohíbe los partidos religiosos

A falta de que se apruebe mediante un referendo previsto para este mes de diciembre, el texto reforzará la autoridad del Ejército

EP

La nueva Constitución egipcia reforzará la autoridad del Ejército y prohibirá los partidos religiosos, a falta de que se apruebe mediante un referendo previsto para este mes de diciembre y tras cerca de cinco meses de deliberaciones.

El expresidente de la Liga Árabe Amr Musa ha confirmado en una rueda de prensa que los artículos de la nueva Carta Magna ya están redactados por la Asamblea Constituyente, de 50 miembros, que él preside.

El texto confiere más poderes al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas que elegirá a su ministro de Defensa, que ostentará su cargo durante ocho años desde que entre en vigor la nueva Constitución.

Además de censurar cualquier partido político establecido sobre una «base religiosa», la nueva Carta Magna contempla juicios militares a civiles, medidas derogadas tras la caída del expresidente Hosni Mubarak y que estuvieron implantadas durante sus tres décadas de mandato.

Las elecciones parlamentarias previstas para el próximo año también se celebrarán bajo unas nuevas reglas. Dos tercios del Parlamento serán destinados para los candidatos individuales votados por los ciudadanos egipcios, mientras que el tercio restante de los escaños serán repartidos proporcionalmente entre las listas de los partidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

La nueva Constitución de Egipto prohíbe los partidos religiosos