Hollande exige a sus ministros que no aireen sus diferencias sobre los gitanos

Redacción / La Voz

INTERNACIONAL

En la llamada al orden les pide que se centren en la lucha contra el paro, que es lo que preocupa a los votantes

03 oct 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

El presidente de Francia, François Hollande, intentó ayer atajar divisiones en el Gobierno sobre la integración en la sociedad de los gitanos búlgaros y rumanos y pidió a sus ministros que se centren en la lucha contra el paro, que es lo que preocupa a sus votantes.

«Unidad, solidaridad y responsabilidad» son los ejes sobre los que debe funcionar el Gobierno, apuntó Hollande en el consejo de ministros, después de que en los últimos días sus ministros del Interior y de Vivienda, Manuel Valls y Cécile Duflot, y el jefe del Ejecutivo, Jean Marc Ayrault, se enzarzaran públicamente en un debate sobre la capacidad o no de los romanís de integrarse, recoge Efe.

La portavoz del Gobierno, Najat Vallaud-Belkacem, explicó que Hollande les dijo a los miembros del Gobierno que los debates deben «arbitrarse de manera interna».