Hollande exige a sus ministros que no aireen sus diferencias sobre los gitanos

En la llamada al orden les pide que se centren en la lucha contra el paro, que es lo que preocupa a los votantes

La Voz

El presidente de Francia, François Hollande, intentó ayer atajar divisiones en el Gobierno sobre la integración en la sociedad de los gitanos búlgaros y rumanos y pidió a sus ministros que se centren en la lucha contra el paro, que es lo que preocupa a sus votantes.

«Unidad, solidaridad y responsabilidad» son los ejes sobre los que debe funcionar el Gobierno, apuntó Hollande en el consejo de ministros, después de que en los últimos días sus ministros del Interior y de Vivienda, Manuel Valls y Cécile Duflot, y el jefe del Ejecutivo, Jean Marc Ayrault, se enzarzaran públicamente en un debate sobre la capacidad o no de los romanís de integrarse, recoge Efe.

La portavoz del Gobierno, Najat Vallaud-Belkacem, explicó que Hollande les dijo a los miembros del Gobierno que los debates deben «arbitrarse de manera interna».

Valls, que mantiene la cota de popularidad más alta del Gobierno y no niega su ambición de llegar a dirigir el palacio del Elíseo, dijo la pasada semana que los gitanos de Bulgaria y Rumanía, salvo excepciones, no se integran en Francia, y defendió que sigan siendo deportados a sus países, donde tienen que hacer «esfuerzos para su integración». Se trata de un discurso que apoya un 77 % de los franceses, según un reciente sondeo.

La llamada al orden de Hollande, cuya popularidad se sitúa en torno a un históricamente bajo 30 %, supone un nuevo capítulo en el historial de divisiones en el Ejecutivo socialista. Sin embargo, el escándalo continuó ayer. La radio RTL citó a fuentes del Ejecutivo diciendo que Valls había admitido a Ayrault que cometió un error, algo que desmintieron otras fuentes de Interior, según informa DPA.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Hollande exige a sus ministros que no aireen sus diferencias sobre los gitanos