El ministro francés de Interior dice que «los gitanos deben regresar a Rumanía y a Bulgaria»

Efe

INTERNACIONAL

Manuel Valls
Manuel Valls PHILIPPE WOJAZER

Manuel Valls levanta una gran polémica en Francia por sus declaraciones sobre la etnia

25 sep 2013 . Actualizado a las 19:14 h.

El ministro francés del Interior, Manuel Valls, reiteró sus declaraciones sobre los gitanos, que han levantado una gran polémica en Francia incluso en el seno del Gobierno y del Partido Socialista que lo sustenta. «La mayoría (de los gitanos) debe ser llevados hasta la frontera (...) Nuestro papel no es acoger a estas poblaciones», aseguró Valls en la televisión BFMTV.

Valls hizo estas declaraciones al día siguiente de haber afirmado que «los gitanos deben regresar a Rumanía y a Bulgaria», donde tienen que hacer «esfuerzos para su integración». Varias figuras del Partido Socialista e, incluso, del Gobierno, consideraron erróneas esas palabras del ministro catalán, que estigmatizan a la población gitana.

El ministro de Industria, Arnaud Montebourg, consideró en BFMTV que las declaraciones de Valls fueron «excesivas» y que debían ser «corregidas». Pero el titular de Interior respondió a su colega de gabinete que «no hay nada que corregir» y que sus declaraciones «solo molestan a los que no conocen el asunto». Valls insistió en que hay que proseguir desmantelando los campamentos de gitanos que hay en diversas ciudades francesas porque «suponen un problema para los vecinos y para los que los ocupan», desde el punto de vista «sanitario y de seguridad».