Dilma Rousseff cancela su visita oficial a Estados Unidos por el escándalo de espionaje

Dpa

INTERNACIONAL

El espionaje a la brasileña Petrobras motivó la decisión de la presidenta

17 sep 2013 . Actualizado a las 21:55 h.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha decidido cancelar su visita de estado a Washington programada para octubre, a raíz de las denuncias del espionaje supuestamente realizado por el servicio secreto de Estados Unidos al país sudamericano, según han anunciado fuentes del gobierno. El anuncio oficial de la cancelación será realizado en las próximas horas, después de que el ministro de Exteriores Luiz Alberto Figueiredo Machado informe a las autoridades norteamericanas la decisión.

La visita de Dilma Rousseff a Washington, programada para el 23 de octubre, estaba considerada un hito en la relación entre los dos gigantes americanos, lo que llevó el presidente Barack Obama a llamar este lunes por teléfono a su par brasileña, para reiterar la invitación. Tal como recordó en mayo el vicepresidente estadounidense, Joe Biden, sería la única visita brasileña de estado prevista para este año en la capital norteamericana, con un programa que incluiría una cena oficial, uno de los máximos -y raros- honores que se concede en Estados Unidos a un mandatario extranjero.

Durante una visita a Río de Janeiro, Biden destacó que la decisión de elevar la visita de Dilma Rousseff al más alto nivel existente en relaciones diplomáticas bilaterales era un reflejo del deseo del gobierno de Barack Obama de iniciar «una nueva era» en las relaciones con el gigante sudamericano. Los buenos propósitos, sin embargo, no fueron suficientes para deshacer la seria crisis en las relaciones entre Brasilia y Washington que estalló después de las revelaciones de espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) norteamericana a ciudadanos en territorio brasileño, a la petrolera Petrobras y a comunicaciones de la propia Rousseff.