Aaron Alexis, sospechoso del tiroteo en Washington, era un exmilitar de la Marina y participó en los rescates del 11-S

El tirador pudo acceder con credenciales oficiales a la Comandancia de Sistemas Navales de la Marina para matar a 12 personas


El hombre identificado como uno de los autores del tiroteo en la Comandancia de Sistemas Navales de la Marina en Washington, que causó la muerte de 12 personas y que murió en el mismo, Aaron Alexis, tenía 34 años, era un exmilitar de la Marina expulsado por problemas con la ley y participó activamente en los rescates después del atentado del 11-S.

Aaron Alexis fue expulsado de la Marina por «mala conducta» en enero del 2011, tras un tiroteo en su apartamento de Texas, en el que participó, según ha revelado un oficial de la Marina que se ha mantenido bajo el anonimato, informa el diario Washington Post. Otro oficial ha señalado que se le concedió el «despido total», que supone una mancha en el currículum del afectado, y que provoca que sea difícil encontrar trabajo como civil.

Alexis se habría mudado de Fort Worth, en Texas, a Washington, ya que había sido contratado como técnico para The Experts, una subcontrata de Hewlett-Packard, que supuestamente actualizaba los sistemas de los ordenadores de la Marina, según sus amigos. Un cliente que frecuentaba un restaurante en el que Alexis trabajó como camarero hace unos años lo ha descrito como «un chico amable e inteligente» y el dueño de dicho establecimiento lo ha calificado de «buen chico».

Por otro lado, un miembro del centro budista al que Alexis acudía, lo ha señalado como un chico «muy agresivo», y que parecía tener «conductas suicidas». En el 2004, Alexis fue arrestado en Seattle después de realizar tres disparos con una pistola a un vehículo estacionado cerca de su casa. Su padre dijo a los policías que su hijo tenía problemas de «estrés post-traumático», debido a que fue «un voluntario activo en los rescates del 11-S».

Se buscan motivaciones para el tiroteo en Washington

Mientras, la policía busca determinar las motivaciones que impulsaron a actuar a Aaron Alexis. El atacante, abatido por la Policía, fue identificado por el FBI. Un responsable de Defensa indicó que Alexis pudo ingresar al edificio de la Marina con credenciales legítimas. «Se trata de uno de los lugares más seguros del país. Y cómo pudo esto llegar a pasar sobrepasa el entendimiento», dijo a la CNN el alcalde de Washington, Vincen Gray. «Es difícil de creer que una persona cualquiera como este hombre haya podido obtener las autorizaciones y las calificaciones para entrar a la base», agregó.

El tiroteo es el peor episodio de este tipo registrado en una instalación militar estadounidense desde el asesinato de 13 militares en Fort Hood, en el estado de Texas, en el 2009. El acceso al lugar de los hechos fue restringido al personal indispensable para facilitar el trabajo de los investigadores del FBI, según informó la Marina.

El ministro de Defensa, Chuck Hagel, que se refirió al lunes como un «día trágico» para las Fuerzas Armadas y para el país, depositará una ofrenda floral en el monumento del memorial de la Marina como homenaje a las víctimas. Por su parte, el presidente Barack Obama ordenó que las banderas permanezcan a media asta hasta el viernes por la noche.

La policía federal lanzó un llamamiento a la población para obtener información sobre Alexis. «Buscamos saber todo lo posible sobre sus movimientos recientes, sus contactos y sus conocimientos», señala el informe.

Alexis, nacido en Nueva York y residente en Texas, había servido en la Marina entre el 2007 y el 2011, período en el que hubo «una serie de incidentes relacionados con su comportamiento», informó un responsable militar que solicitó el anonimato. El joven de 34 años era conocido por practicar la meditación, pero también por sus ataques de ira. Fue arrestado en el 2010 en Texas por disparar al techo de su vecino, y en el 2004 en Seattle por haber disparado a los neumáticos del automóvil de un trabajador fuera de su casa.

Su padre había evocado los «problemas (de su hijo) para manejar su ira» y había hecho referencia a estrés postraumático desde los atentados del 11 de setiembre dle 2001, según un informe de la Policía publicado en el sitio Seattle.gov. «Ahora estamos seguros de que fue una sola persona la responsable de las víctimas registradas dentro de la base», dijo la jefa de la policía de Washington, Cathy Lanier, luego de que las autoridades investigaran durante la jornada del lunes si había intervenido otro tirador en el ataque.

Obama condenó el «acto cobarde» y lamentó que el país tenga que enfrentarse a «otro tiroteo», en un mensaje dirigido desde la Casa Blanca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Aaron Alexis, sospechoso del tiroteo en Washington, era un exmilitar de la Marina y participó en los rescates del 11-S