Peña Nieto recupera la plaza del Zócalo

andrea sosa CIUDAD DE MÉXICO / DPA

INTERNACIONAL

TOMAS BRAVO

La policía desaloja por la fuerza el campamento levantado por los maestros

15 sep 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Las carpas de plástico ya no están, y tampoco los maestros que, en pie de guerra, utilizaron varias semanas la emblemática Plaza del Zócalo de Ciudad de México como campamento reivindicativo. La policía los expulsó sin contemplaciones. El presidente Enrique Peña Nieto podrá dar hoy desde el balcón el «Grito» de Independencia.

Un día después de que más de 3.000 policías apoyados por tanquetas recuperaran la principal plaza de la capital mexicana, los equipos de limpieza y de logística apuran el paso para que quede todo listo para el «Grito» de la noche de hoy y el desfile militar del lunes, los actos centrales de la fiesta nacional.

Barredoras automáticas limpiaron la plaza y se recogieron 81 toneladas de basura. Se cortaron las sogas que sostenían los plásticos que servían de techo para los maestros en huelga. El piso fue lavado con desinfectantes y desengrasantes. El Palacio Nacional luce de extremo a extremo de su fachada los colores verde, blanco y rojo de la bandera mexicana, después de una batalla campal que dejó 31 detenidos y una treintena de heridos, la mitad policías.