Brasil reclama explicaciones a Estados Unidos sobre el supuesto espionaje a Dilma Rousseff

Efe

INTERNACIONAL

«La violación de las comunicaciones de la presidenta es inadmisible», asegura el canciller Luiz Alberto Figueiredo

03 sep 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

El Gobierno brasileño informó de que ha pedido explicaciones «rápidas» y «por escrito» a Estados Unidos, sobre la denuncia de que sus servicios de inteligencia espiaron los teléfonos y correos electrónicos de la presidenta Dilma Rousseff.

El canciller brasileño, Luiz Alberto Figueiredo, explicó en una rueda de prensa que planteó esa exigencia al embajador de EE.UU. en Brasil, a quien convocó hoy mismo, tras ser informados sobre el supuesto espionaje a Rousseff. «Transmití la indignación del Gobierno brasileños con estos hechos» y «manifesté que la violación de las comunicaciones de la presidenta es inadmisible, inaceptable, y constituye una violación de la soberanía brasileña», declaró el canciller.

El ministro de Justicia brasileño, José Eduardo Cardoso, afirmó que el espionaje es «mucho más inaceptable» porque la víctima ha sido la jefa de Estado, pero también porque es realizado por un «país amigo», con el que Brasil tiene incluso una «sociedad estratégica». Cardoso, no obstante, dijo que el Gobierno brasileño esperará por las nuevas explicaciones que ha pedido y que sólo luego decidirá qué tipo de «respuesta» dará a esta situación.