Obama baraja una acción sin soldados sobre el terreno y limitada en Siria

Agencias

INTERNACIONAL

Atlas Tv

Estados Unidos estima que murieron más de 1.400 personas en el ataque químico en Damasco

31 ago 2013 . Actualizado a las 12:15 h.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, está evaluando una acción militar sin soldados sobre el terreno en Siria que no implicaría un «compromiso» bélico a largo plazo, aunque agregó que estudia «una amplia gama» de opciones con sus asesores. «No estamos considerando un compromiso (militar) indefinido. No estamos considerando el envío de tropas», afirmó Obama antes de recibir en la Casa Blanca a los mandatarios de Estonia, Letonia y Lituania. Obama, de todos modos, insistió en que aún no se ha tomado una decisión.

El Gobierno de Estados Unidos estima que al menos 1.429 personas fallecieron en el ataque químico perpetrado en Damasco el 21 de agosto, entre ellas 426 niños, según ha informado esta tarde el secretario de Estado norteamericano, John Kerry. Estados Unidos tiene evidencias «claras y concluyentes» de que el régimen del presidente Bachar al Asad perpetró un ataque con armas químicas contra su propio pueblo. Kerrry enumeró algunas de esas evidencias y, aunque Washington no podrá desclasificar ciertos detalles, sabe que fuerzas leales a Al Asad se prepararon para el ataque tres días antes y lo llevaron a cabo. «Sabemos que los cohetes salieron sólo de áreas controladas por el gobierno y cayeron sólo en áreas controladas por la oposición», manifestó.

El secretario Kerry calificó este ataque como un «crimen contra la humanidad» y al presidente sirio de «matón y asesino», y reiteró que la redacción de este informe de inteligencia ha sido especialmente cuidadoso a la hora de verificar el incidente, con el objeto de que cualquier iniciativa que a partir de ahora tome la Casa Blanca se base en datos fiables.

Para el secretario de Estado la pregunta no es qué es lo que se sabe respecto al ataque, sino cuál será la reacción de la comunidad internacional. De todas formas aseguró que el gobierno consultará al Congreso y al pueblo estadounidense cuál será el próximo paso a dar. «Al Asad no puede gasear a sus ciudadanos y el mundo no hacer nada» y Kerry ve necesario actuar para enviar un mensaje a Irán y Hezbolá.

Kerry, que defendió una solución negociada -pero según los términos que marque Estados Unidos- indicó que Siria «no se parecerá a Afganistán ni a Irak» porque «no desembocará en el despliegue de soldados en territorio sirio». «Estados Unidos», indicó, «no volverá a justificar una campaña militar basándose en falsos datos de inteligencia».

A pesar de que Naciones Unidas ha pedido que se conozcan los resultados de la misión de investigación sobre el uso de armas químicas en Siria, Kerry ha manifestado que estas conclusiones no aportarán ningún dato adicional, ya que la información que baraja Estados Unidos procede, según el secretario de Estado, de altas fuentes de seguridad en el seno del Gobierno de Al Asad.

Fin de la misión de la ONU

Los expertos de la ONU visitaron hoy un hospital militar de Damasco para finalizar sus pesquisas sobre el uso de armas químicas en Siria y presentar un informe preliminar, que fue rechazado de antemano por el régimen al considerar que la misión no es completa.

Al término de la última jornada de investigaciones sobre el terreno del equipo de la ONU, las autoridades sirias exigieron que se inspeccionaran las zonas donde soldados gubernamentales se vieron afectados por gases tóxicos y se espere a los resultados de los análisis de laboratorio de las pruebas recogidas.

El ministro sirio de Asuntos Exteriores, Walid al Mualem, en una conversación telefónica, pidió al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, objetividad en la investigación al margen de las presiones exteriores. Al Mualem subrayó que su Gobierno rechaza «cualquier informe preliminar emitido por la Secretaría General de la ONU antes de que los expertos cumplan con su misión en Siria».