Trípoli sufre el peor atentado desde el fin de la guerra civil en 1990

afp

En medio de la ola de violencia que afecta al Líbano este verano, ayer, al menos 42 personas murieron y 500 resultaron heridas en un doble atentado perpetrado con coche bomba en Trípoli, ciudad escenario habitual de choques entre suníes, que apoyan la rebelión siria, y alauíes, favorables a Bachar al Asad. Se trata del ataque más sangriento desde el fin de la guerra civil en 1990.

Una semana antes, otro atentado mató a 27 personas en Rueis, a las afueras de Beirut, bastión del grupo chií Hezbolá.

Ayer, la primera explosión ocurrió en el centro de Trípoli, cerca de la casa del primer ministro saliente Najib Mikati. Afectó a la mezquita de Al Taqwa, donde el jeque Salem Rafei había llamado a ir a combatir contra el régimen de Al Asad. La segunda fue frente a la mezquita As Salam, cerca del domicilio del exjefe de la policía Ashraf Rifi, quien resultó herido leve.

Por otra parte, Israel bombardeó ayer entre Beirut y Sidón posiciones del Frente Popular de Liberación de Palestina-Comando General (FPLP-CG), allegado al régimen sirio, al día siguiente del lanzamiento desde el Líbano de cuatro cohetes contra el norte de Israel por las Brigadas Abdulá Azzam, grupo vinculado a Al Qaida, según el diario libanés The Daily Star.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Trípoli sufre el peor atentado desde el fin de la guerra civil en 1990