Siria: Más de cien mil muertos en una guerra cada vez más despiadada

Rosa Paíno
Rosa Paíno REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

Los intereses regionales y Al Qaida frenan una intervención extranjera

23 ago 2013 . Actualizado a las 11:46 h.

La guerra en Siria casi había desaparecido de los telediarios y de las portadas de la prensa hasta que el miércoles se mostraron las imágenes de interminables filas de cadáveres, muchos de ellos de niños. Las preguntas son muchas y quizás la más repetida es: ¿quién tiene la culpa de tantas muertes?

¿En qué momento está la guerra civil?

La revuelta pacífica iniciada en marzo del 2011 derivó en junio en una guerra civil en la que las masacres han sido constantes. A principios de este año, los rebeldes habían logrado grandes avances, llegando a poner cerco a Damasco. Pero en primavera la situación dio un vuelco. El Ejército de Bachar al Asad, con la ayuda de los milicianos chiíes libaneses de Hezbolá y las armas de Rusia, lanzó una gran ofensiva. Un punto de inflexión en la guerra fue la caída el 5 de junio del bastión rebelde de Quseir. Un punto estratégico dada su cercanía a la frontera con el Líbano y ser cruce de las principales carreteras. Desde entonces el avance gubernamental se ha ido consolidando. La última reconquista fue hace cuatro días, cuando recuperó posiciones en la provincia de Latakia, feudo del clan alauí del presidente.