Muros eslovacos contra los gitanos en una capital europea de la cultura

Sona Nakhshon / R.P. REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

Imagen del muro de Zapad con una pintada que dice «perdón».
Imagen del muro de Zapad con una pintada que dice «perdón». SME

Las autoridades locales aseguran estar tomando las medidas legales pertinentes para derribar la valla

21 ago 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Un muro que separa a la comunidad romaní (gitanos) de la mayoría eslovaca ha enturbiado la imagen de Kosice como ciudad europea de la cultura del 2013. Ante la indignación de la Comisión Europea, las autoridades locales reaccionaron asegurando que están tomando las medidas legales pertinentes para derribar la valla.

El pasado 13 de agosto, la comisaria europea de Educación y Cultura, Androulla Vassiliou, envió una carta al alcalde de Kosice, Richard Rasi, en el que manifiesta su profunda decepción al conocer la existencia del muro. Vassiliou recordó que la construcción de barreras físicas que separen etnias o pueblos representa una ruptura con los valores de la UE en materia de dignidad humana. Además va en contra de los principios que debe ostentar una ciudad para recibir el título de capital europea de la cultura.

El muro fue erigido en el distrito Zapad, a las afueras de Kosice, debido a las constantes quejas de hurtos y disturbios relacionados con los gitanos, que viven en condiciones precarias y sin trabajo fijo. En la web de noticias eslovaca Sme se mostraron fotografías de una pintada anónima en el muro que decía prepacte (perdón). El alcalde de Kosice declaró que la barrera es ilegal y responsabilizó a la autoridades de Zapad, que actuó sin los correspondientes permisos.