Las fuerzas de seguridad egipcias frustran un asalto a un convoy policial que transportaba más de seiscientos presos islamistas

Al menos 38 de los detenidos perdieron la vida en la refriega, que tuvo lugar en el norte de El Cairo


Un grupo armado ha atacado en en El Cairo un convoy policial que trasladaba a 612 presos islamistas, pero las fuerzas de seguridad impidieron la huida de los detenidos. Al menos 38 perdieron la vida, según medios estatales egipcios.

La agencia oficial Mena informó de que intensos enfrentamientos se desataron en la zona de la cárcel de Abu Zabal, en el norte de El Cairo, entre los atacantes y los policías, que utilizaron gases lacrimógenos, por lo que hubo varios casos de asfixia entre los presos.

Los arrestados, simpatizantes de los Hermanos Musulmanes, eran trasladados a esta cárcel tras una orden de detención contra ellos por los disturbios del pasado viernes en la cairota plaza de Ramsés.

Los agresores, seguidores también de la Hermandad, según Mena, dispararon contra los policías e intentaron ayudar a escapar a los prisioneros cerca de Abu Zabal.

Algunos atacantes murieron en los enfrentamientos, según la fuente de seguridad citada por Mena, que no precisó la cifra de fallecidos.

El Partido Libertad y Justicia, brazo político de los Hermanos Musulmanes, afirmó en su cuenta de Facebook que existen «informaciones» sobre la muerte de al menos 38 detenidos en este suceso, si bien no hubo confirmaciones de esa noticia.

Según Mena, durante este ataque, un oficial de policía fue secuestrado por los islamistas, aunque poco después fue puesto en libertad y trasladado a un hospital.

En otro suceso, dos policías murieron y otros dos resultaron heridos gravemente por disparos de supuestos miembros de los Hermanos Musulmanes contra su convoy en la carretera entre El Cairo y la ciudad de Ismailiya, en el canal de Suez.

La tensión se ha disparado en Egipto desde el pasado miércoles, cuando las fuerzas de seguridad desmantelaron dos acampadas de islamistas en El Cairo.

El pasado viernes, los seguidores islamistas del depuesto presidente Mohamed Mursi se manifestaron en la plaza Ramsés, donde estallaron enfrentamientos y fue atacada una comisaría.

Las autoridades no han ofrecido hasta el momento un balance global de víctimas mortales de los últimos cinco días, aunque según las cifras oficiales difundidas hasta ahora el número de fallecidos se acerca a los 900.

Los partidarios de Mursi han llevado a cabo hoy marchas en varios puntos del país contra el golpe militar, mientras que el jefe del Ejército ha advertido de que no se doblegará ante la violencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Las fuerzas de seguridad egipcias frustran un asalto a un convoy policial que transportaba más de seiscientos presos islamistas