El «caso Riggs» se cierra sin que haya ninguna consecuencia para la familia de Augusto Pinochet

El dictador chileno Augusto Pinochet poseía una fortuna de 21 millones de euros de los que solo había justificación económica de dos


Cuando el dictador chileno Augusto Pinochet murió en el año 2006 estaba siendo procesado por el «caso Riggs» por fraude fiscal, falsificación de pasaportes y malversación de fondos públicos. Ahora, un juez chileno ha decidido cerrar el caso procesando a seis militares retirados y a ningún miembro de la familia del fallecido dictador que han expresado su satisfacción al «saber que finalmente la justicia determina que no se cometió ningún acto ilícito», declaró Rodrigo García Pinochet, uno de los nietos del mandatario que consideraba este caso como «una venganza política por la figura y la obra» de su abuelo.

Esta investigación se abrió en el 2004, después de que una subcomisión del Senado de Estados Unidos revelara cuentas secretas en el Rigs Bank norteamericano y en otras entidades financieras. Tres años después de este descubrimiento, el segundo juez a cargo de este caso, procesó a 23 familiares y colaboradores del fallecido dictador por malversación de caudales públicos, pero un mes después la Corte Suprema revocó 15 de los procesamientos.

Un estudio de la Universidad de Chile reveló en el año 2007 que Augusto Pinochet había acumulado una riqueza superior a los 21 millones de dólares, de los que sólo dos millones tienen una justificación contable.

A pesar de esta decisión, el juez Manuel Antonio Valderrama ha informado de que esta decisión puede ser recurrida en los próximos quince días por el Consejo de Defensa del Estado y por los abogados defensores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El «caso Riggs» se cierra sin que haya ninguna consecuencia para la familia de Augusto Pinochet