Estados Unidos dice que interceptó correos de Al Qaida planeando atentados

Esas comunicaciones llevaron a una alerta mundial por temor a ataques en Oriente Medio y el norte de África


Estados Unidos interceptó comunicaciones electrónicas entre agentes de alto rango de Al Qaida sobre ataques contra sus intereses en Oriente Medio y el norte de África, y su análisis llevó a emitir una alerta de viaje a sus ciudadanos, según publica The New York Times. El diario cita a funcionarios estadounidenses y afirma que esas comunicaciones fueron recogidas por las agencias de inteligencia, se analizaron esta semana y se compartieron con la CIA, el Departamento de Estado y la Casa Blanca.

Los miembros del Congreso también han recibido informes clasificados sobre el asunto. El análisis de esas interceptaciones llevó al Departamento de Estado a emitir una alerta mundial de viaje a los ciudadanos estadounidenses en la que advierte de «la posibilidad continua de ataques terroristas», especialmente en Oriente Medio y el norte de África, y que pueden ocurrir o proceder de la Península Arábiga. «La información actual sugiere que Al Qaida y organizaciones afiliadas siguen planeando ataques terroristas» y que los «esfuerzos» para llevarlos a cabo podrían centrarse «en el periodo entre ahora y finales de agosto», fecha en la que vence la alerta.

Al mismo tiempo, según la última lista divulgada, el Departamento de Estado ha pedido a un total de 22 embajadas y consulados, la mayoría en países musulmanes, que permanezcan cerradas por seguridad este domingo, día laborable en esas naciones. Entre las embajadas y consulados afectados por ese cierre están los de Argelia, Yemen, Arabia Saudí, Bangladesh, Kuwait, Israel, Turquía, Egipto, Afganistán, Irak y Libia

«La decisión de cerrar este número de embajadas y emitir una advertencia mundial de viaje de un mes sugiere que la amenaza es real, avanzada e inminente», indicó al The New York Times el exoficial de la CIA Bruce Riedel, también experto del Instituto Brookings. Según fuentes oficiales citadas por la cadena CNN, la inteligencia de Estados Unidos tiene información de que Al Qaida en Yemen estaría «en las últimas etapas» de la planificación de un ataque no especificado.

Esa inteligencia ha estado monitoreando «una creciente amenaza» contra objetivos estadounidenses y occidentales por parte de la filial de Al Qaeda en Yemen durante algunas semanas. En ese contexto, hay una preocupación particular sobre la embajada estadounidense en Yemen durante estos días que coinciden con el final del ramadán.

En un vídeo divulgado esta semana en internet el líder de Al Qaida, Ayman al Zawahiri, renovó su llamamiento para que «todo musulmán de cualquier lugar haga todo lo posible para detener los crímenes de Estados Unidos y sus aliados en Palestina, Irak, Afganistán, Mali y otros lugares». Además, reprochó al presidente estadounidense, Barack Obama, el uso de aviones no tripulados, conocidos como drones, en Afganistán, Pakistán y Yemen.

Por su parte, la Interpol ha lanzado una alerta internacional para advertir de la posible implicación de Al Qaida en la fuga de presos detectadas durante el último mes en nueve países, entre ellos Irak, Libia y Pakistán. La organización policial internacional pide a sus países miembros que incrementen su vigilancia por la eventual implicación de Al Qaeda en fugas que hicieron posible que escaparan «cientos de terroristas y otros criminales».

Interpol pide además que se investigue y analice la información de la que dispongan las diferentes autoridades policiales relacionada con esos sucesos y los prisioneros que hayan escapado, según un comunicado. La organización con sede en Lyon envía una alerta a los 190 países miembros para que aporten información con el fin de precisar «si alguno de esos eventos recientes están coordinados o relacionados».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Estados Unidos dice que interceptó correos de Al Qaida planeando atentados