Israel aprueba la liberación de 104 presos palestinos para facilitar las negociaciones de paz

Dpa

INTERNACIONAL

Una comisión recibirá el encargo de elegir a los presos que saldrán de las cárceles israelíes

29 jul 2013 . Actualizado a las 00:35 h.

El gobierno del primer ministro israelí Benjamin Netanyahu aprobó este domingo una propuesta para poner en libertad a 104 presos palestinos. Los representantes de Israel y de la Autoridad Palestina reanudarán formalmente las negociaciones de paz en la tarde de este lunes en Washington, según ha anunciado el Departamento de Estado norteamericano.

Una comisión recibirá el encargo de elegir a los presos que saldrán de las cárceles israelíes, informó Ofir Gendelman, uno de los portavoces de Netanyahu. Los presos serán liberados en cuatro fases en los próximos nueve meses.

Un 13 ministros, incluyendo Netanyahu, votaron a favor de la medida, siete en contra y otros dos se abstuvieron, informó Radio Israel.

Al mismo tiempo, el gabinete israelí aprobó formalmente la reanudación de las conversaciones de paz con los palestinos.

La liberación era una condición del presidente palestino Mahmud Abbas para la vuelta a las conversaciones, estancadas desde 2010.

La decisión no estuvo libre de controversia y se encontró con una dura resistencia dentro del gobierno israelí. Unas cien personas, entre ellas familiares de israelíes muertos en atentados palestinos, se concentraron hoy frente a la sede del primer ministro para protestar contra la liberación de presos.

«Es singular que en el Estado de Israel los asesinos de mujeres y niños sean los que más fácil tienen conseguir perdón», dijo el ministro de Comercio e Industria, Naftali Bennett, miembro del partido ultranacionalista Casa Judía, a los manifestantes, que le respondieron «gracias, gracias» por prometer votar en contra.

Los contrarios a la liberación argumentan que no se puede permitir al presidente palestino que ejerza presión sobre asuntos internos israelíes.

En Israel hay casi 5.000 palestinos encarcelados, la mayoría de ellos por asuntos y delitos relacionados con la seguridad. Entre ellos hay 105 milicianos cumpliendo largas condenas que fueron dictadas antes de 1993, cuando se firmaron los acuerdos de paz en Oslo.