El Senado de Estados Unidos aprueba la reforma migratoria

La decisión abre la vía para la legalización y eventual de ciudadanía de la población indocumentada


El Senado de Estados Unidos aprobó hoy, por 68 a 32 votos, la mayor reforma migratoria desde 1986, que abre la vía para la legalización y eventual ciudadanía de la población indocumentada, tras casi un mes de debate. La cámara alta dio el visto bueno a un proyecto que supone la reforma más importante del sistema de inmigración en un cuarto de siglo en Estados Unidos, y ahora pasará a la Cámara de Representantes, donde la oposición republicana realizará su propia propuesta.

El texto original fue enmendado a última hora con una propuesta para aumentar significativamente la seguridad fronteriza -doblando el número de agentes y de valla divisoria con México- precisamente para tratar de atraer al máximo número de republicanos posibles, para los que la seguridad en la frontera es la prioridad. Algo importante sobre todo de cara al próximo gran -y más difícil aún- paso que le espera al texto legislativo, su llegada ahora a la Cámara de Representantes, donde la mayoría republicana se muestra más que reticente al texto pese a su refuerzo en materia de seguridad.

Aunque el presidente del Senado, el vicepresidente Joe Biden, había advertido justo antes de leer los resultados de la votación en contra de expresiones de júbilo o de protesta por la misma, nada más anunciar la aprobación de la ley se escucharon unos tímidos «Yes we can!» (Sí podemos, el antiguo lema de campaña de Barack Obama reconvertido en eslogan pro-inmigración) desde las gradas donde decenas de activistas aguardaban el sufragio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El Senado de Estados Unidos aprueba la reforma migratoria