El partido de Sarkozy, asfixiado por las deudas y la falta de ingresos

La UMP se ha visto obligado a prescindir de medio centenar de empleados de los 150 que tenía en mayo del año pasado


redacción / la voz

La UMP de Nicolas Sarkozy está en crisis financiera. Desde que ha pasado a la oposición, su caja no ha parado de mermar. Hasta tal punto que el partido se ha visto obligado a prescindir de medio centenar de empleados de los 150 que tenía en mayo del año pasado.

La tesorera, Catherine Vautrin, imputa esos recortes al fin de un período en mayo del 2012 cuando Nicolas Sarkozy perdió las elecciones al Elíseo frente a François Hollande.

«No se trata de un plan social sino de buena gestión», minimiza un próximo al presidente Jean-François Copé. Y la «buena gestión» ha sido echar a los últimos contratados o no renovar a otros, para ahorrar tres millones de euros al año. El secretario general, Michèle Tabarot, ha reconocido que «el partido se encuentra en una situación financiera muy difícil, recoge Le Monde.

Con 120 diputados menos desde las legislativas de junio, la UMP ha perdido un sagrado proveedor de fondos. Esa derrota ha hundido las cuentas.

Pero el plan de ajuste de la UMP no se ha limitado a la masa salarial. También los recortes han afectado a los gastos corrientes como las comidas. Le Monde relata como la reunión de la UMP del 9 de febrero se cerró a las dos de la tarde para evitar pagar la comida a los 500 presentes.

La Unión por un Movimiento Popular busca otras vías de financiación. Las cotizaciones de los cargos electos han pasado del 3 % al 5 %. Y se han multiplicado los llamamientos a hacer donaciones.

La ayuda pública anual a la UMP, en función de los resultados de las legislativas, debería disminuir en una decena de millones de euros al año con lo que al final del mandato de Hollande la UMP dejaría de percibir unos 55 millones de euros, según Canard Enchaîné.

Además, sobre el partido de Sarkozy pende la decisión del Consejo Constitucional sobre las cuentas de su campaña. Podría perder otros 11 millones de subvenciones del Estado. Desde que no gobierna, el presupuesto de la UMP ha bajado de 54 millones a 35, de los que 21 proceden del Estado. Su deuda rondará este año los 35 millones. En julio del año pasado pidió un crédito de 55 millones a devolver en cinco años. En el 2011 había pedido otro de 32 para comprar por 40 el local de la sede, cuando los sondeos ya daban perdedor a Sarkozy.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El partido de Sarkozy, asfixiado por las deudas y la falta de ingresos