Un matrimonio de Filadelfia fanático de la curación por oración deja morir a dos hijos sin atención médica

La Voz REDACCIÓN

INTERNACIONAL

Los Schaible habían sido condenados en 2011 por limitarse a rezar en la convalecencia del pequeño Kent, de dos años. Hace una semana hicieron lo mismo con Brandon, de ocho meses. Ambos perdieron la vida

23 abr 2013 . Actualizado a las 17:09 h.

Un matrimonio de Filadelfia fundamentalista religioso y fanático de la curación por oración ha dejado morir a dos hijos en los últimos años sin buscar atención médica.

Los Schaible fueron condenados en el año 2011 por dejar morir en el 2009 al pequeño Kent, que entonces tenía dos años. El niño padecía una neumonía. Falleció sin atención médica. Sus padres fueron declarados culpables de homicidio involuntario. Pero no fueron a la cárcel. Quedaron en libertad condicional.

Los Schaible tenían que cumplir una promesa: nunca más iban a prevalecer sus creencias religiosas -pertenecen a una iglesia fundamentalista cristiana que cree en la curación por la fe- sobre la salud de sus hijos. La incumplieron. Con resultados trágicos.