El partido neonazi griego Amanecer Dorado podría ser ilegalizado

El comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa plantea esta posibilidad en su informe sobre crímenes y ataques racistas


El partido neonazi griego Amanecer Dorado puede ser ilegalizado por sus actos racistas, estima el comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Niels Muiznieks. En su informe sobre crímenes y ataques racistas en Grecia, que se prevé sea hecho público mañana y parte del cual ha sido adelantado hoy por la agencia griega AMNA, el comisario constata la participación de seguidores, militantes e incluso diputados de Amanecer Dorado en este tipo de actos.

El pasado enero, el dirigente socialista y socio del Gobierno, Evangelos Venizelos, ya había reclamado la ilegalización de este partido, aunque algunos catedráticos de derechos constitucional han destacado que la legislación griega no permite la proscripción de formaciones políticas, sin que eso impida la toma de medidas legales contra los militantes de un partido. «La Convención Internacional para la Abolición de las Discriminaciones Raciales y la Carta Europea de Derechos Humanos, ambas ratificadas por Grecia y con valor superior a su derecho nacional, permiten tomar medidas penales o administrativas contra las personas implicadas en crímenes racistas», destaca el informe.

Igualmente Niels Muiznieks estima que las mismas disposiciones legales pueden ser utilizadas contra organizaciones políticas, incluso «contra el partido neonazi Amanecer Dorado», llegando hasta su ilegalización si se estima necesario. Además, destaca que incluso la legislación griega en vigor, si fuese aplicada, bastaría para hacer frente a los crímenes racistas perpetrados por individuos o por organizaciones políticas.

El comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa denuncia también que la lógica discriminatoria es frecuente en el discurso político en Grecia y que los intentos de control de la inmigración en realidad han incrementado las discriminaciones en Grecia. El informe de Muiznieks hace referencia especial a los casos de discriminación o de tortura perpetrados por agentes de las fuerzas de orden contra inmigrantes o contra los gitanos y exige una estricta aplicación de la legislación contra los agentes de policía que actúan con motivos racistas.

El comisario visitó Grecia entre el 28 de enero y el 1 de febrero, en medio de denuncias por parte de Amnistía Internacional y de tras organizaciones de defensa de los derechos humanos sobre los presuntos malos tratos en los centros de detención de inmigrantes sin papeles.

Según la agencia griega, el Gobierno de Atenas ha respondido ya al informe del comisario y le ha explicado que el planteamiento es complejo y cualquier solución no puede ser «producto de una reacción emocional, que podría tener efectos contraproducentes». Por el contrario, sea cual sea la solución, debe ser «resultado de un planteamiento prudente, que tenga en cuenta la experiencia política y democrática que se ha acumulado», y dentro del marco de la Constitución y la legislación existente, además de ser respaldada por la amplia mayoría de las fuerzas políticas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

El partido neonazi griego Amanecer Dorado podría ser ilegalizado