Obama refuerza la alianza eterna con Israel frente a Irán y Siria

Enfatizó que sus diferencias con Netanyahu son parte del pasado


Amán / E. lA vOZ

Las muestras y declaraciones de «alianza eterna» entre los dirigentes de EE.UU. e Israel fueron constantes durante el primer día de visita de Barack Obama a Israel. La falta de sintonía con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, quedó superada ayer tanto por los gestos de complicidad de Obama como por la insistente «reafirmación de la importancia de la seguridad de Israel en la región». Incluso se atrevieron a bromear en su llegada al aeropuerto de Ben Gurión sobre la «línea roja», en relación a Irán. «El mayor peligro es un Irán nuclear», coincidieron en señalar tanto el presidente estadounidense, como su homólogo israelí, Simón Peres, y Netanyahu, ante lo que Obama ha recordado que «todas las opciones están sobre la mesa».

El presidente de Estados Unidos aterrizaba en Tel Aviv calificando a Israel como «el aliado más fuerte y el mayor amigo», relegando a breves pasajes el diálogo de paz con los palestinos y centrándose en dos enemigos: Siria e Irán. Tanto en la conferencia conjunta con Peres como en el encuentro privado con Netanyahu, el tema central fue el desarrollo del programa nuclear iraní como «una potencial amenaza existencial para Israel». Aunque Obama aseguró que el objetivo «no es la contención sino la prevención», mientras que Netanyahu recalcó que tienen «el derecho y la capacidad para defenderse».

El ataque con armas químicas del martes en Siria centró también la advertencia de los líderes. El régimen sirio y los rebeldes se culpabilizan mutuamente, y ayer Obama se mostró «profundamente escéptico ante la afirmación de que hubiera sido la oposición». Aun así, recalcó que Washington trabajará para traer el cambio a Siria, pero señaló que no se puede «permitir que armas químicas caigan en manos de terroristas».

Obama visitará mañana en Ramala al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abás, en el abordarán, sin propuestas, el conflicto palestino-israelí. U tema relegado en las comparecencias públicas. Incluso evitó citar el término de «palestinos» para referirse a los «vecinos» de Israel hasta la rueda de prensa de la noche. Tampoco hizo ninguna alusión a los asentamientos, y sin embargo felicitó a Netanyahu por la creación del nuevo Gobierno, del que forma parte el partido Hogar Judío de Naftali Bennet que defiende y busca extender las colonias.

Durante el día de ayer se convocaron protestas en Cisjordania en rechazo al trato de Obama a los palestinos. En Hebrón, diez activistas fueron detenidos cuando protestaban con el lema «Yo tuve un sueño» y máscaras de Martin Luther King, como recordatorio a la lucha de los afroamericanos en EE.UU.

Hoy, Obama tiene previsto dar una conferencia en Jerusalén en lo que los analistas entienden que será el contrapunto al discurso dio en Egipto hace cuatro años, y durante el que apostó por un mensaje de reconciliación con el mundo islámico y calificó la situación de los palestinos como «intolerable».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Obama refuerza la alianza eterna con Israel frente a Irán y Siria