«Hay indicios de que Neruda fue asesinado con analgésicos», dice su abogado

dpa

El poeta y premio Nobel chileno Pablo Neruda fue presumiblemente envenenado con dipirona (analgésico), para evitar que liderara la oposición a la dictadura de Augusto Pinochet, sostuvo el abogado Eduardo Contreras, querellante del caso.

Los militares «no podían permitirse que Neruda (1904-1973) liderara la resistencia democrática desde México, donde pensaba exiliarse», dice. «Hay indicios y sospechas que hacen razonablemente presumir una probable intervención de terceros en su muerte», ahondó el jurista, quien pidió la exhumación del cadáver, lo que ocurrirá en abril.

Citó la desaparición de la ficha médica y del listado de los empleados de la Clínica Santa María, donde murió. En ese centro falleció también en 1982 el expresidente Eduardo Frei, en principio envenenado con gas mostaza y toxina botulímica. El abogado enfatizó que el diagnóstico de caquexia a Neruda, un estado casi vegetal asociado al cáncer, es contradictorio con la actividad que tenía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

«Hay indicios de que Neruda fue asesinado con analgésicos», dice su abogado