Ecuador apuesta por continuar con la revolución ciudadana de Rafael Correa

Dpa

INTERNACIONAL

Jose Jacome

El mandatario logra el 60 % de los votos y evita concurrir a una segunda vuelta

18 feb 2013 . Actualizado a las 10:09 h.

El triunfo obtenido hoy por el presidente de Ecuador, Rafael Correa, es el más importante que ha registrado con su agrupación política Alianza País (AP), fundada por él mismo en el 2005, ya que le permitirá continuar con sus inéditas transformaciones en la vida política, económica y social del país andino. Así lo planteó el propio Correa, quien al reconocer su victoria dijo que su principal desafío ahora será hacer «irreversibles» esas transformaciones.

Los ecuatorianos han dado un triunfo holgado a su presidente, con lo que el economista de izquierda se ha garantizado una década en el poder, el mandato ininterrumpido más largo en la historia del país andino. Al igual que ocurrió en el 2009, Correa sacó más de la mitad del voto válido (descontados sufragios nulos y blancos), según datos preliminares, y por tanto evitó concurrir a una segunda vuelta, aunque esta vez superó incluso los resultados de la anterior elección, lo que muestra un nulo desgaste en el poder.

Sus cambios, cobijados bajo el quehacer de una «revolución ciudadana», como designa a su gobierno, han estado caracterizados por un ejercicio apegado a las necesidades de una población mayoritariamente pobre, que nunca antes vio beneficios de educación y salud gratuitas, programas sociales para sectores olvidados y una obra pública visible en hospitales, carreteras y escuelas, sumado a una política económica que logró superar la crisis mundial y regional.