Investidura de Obama: El vestido de Michelle, el secreto mejor guardado

La Voz ELVIRA PALOMO | EFE

INTERNACIONAL

La primera dama usa firmas consolidadas como Michael Kors, Calvin Klein y Vera Wang, apuestas seguras para sus obligaciones

21 ene 2013 . Actualizado a las 15:32 h.

Todas las miradas estarán puestas en ella y se espera que Michelle Obama, haciendo gala del estilo que se ha ido labrando desde el 2009, deslumbre el lunes con el vestido que luzca en el baile inaugural, que por ahora es el secreto mejor guardado de la segunda investidura de Obama.

«Por una noche éste es el vestido más importante en todo el país», aseguró Melinda Machado, portavoz del Museo Nacional de Historia Americana, que estos días exhibe los vestidos que llevaron las primeras damas en los bailes inaugurales de sus esposos. Su última adquisición: el espectacular traje de seda blanco en tejido de chifón, con flores blancas de gasa y pedrería, con un tirante del joven Jason Wu, que la primera dama escogió para los bailes de la investidura en el 2009. Un vestido que «siempre tendrá un lugar especial en mi corazón», aseguró la primera dama cuando lo donó al Smithsonian un año después para entrar a formar parte de la historia junto con los de sus predecesoras.

En estos cuatro años Michelle Obama ha sabido lograr un estilo que le sienta bien, dejando clara su propia personalidad apostando por colores atrevidos y con una marcada preferencia por las faldas y vestidos que ahora han empezado a emular sus hijas adolescentes. Si Barack Obama es el Commander in Chief, la editora de la revista de moda Essence Magazine, Mikki Taylor, ha asegurado que la primera dama es Commander in Chic (la jefa de la elegancia). Se ha convertido en un icono de estilo, con la habilidad de llevar modelos de alta costura propios de las grandes estrellas de Hollywood, pero también de inspirar al público con conjuntos más accesibles que ella misma ha reconocido que adquiere en tiendas de bajo coste.