Francia inicia una escalada en Mali con el envío de más tropas

Hollande busca ayuda en Abu Dabi para sufragar la guerra contra el terrorismo


redacción / la voz

En el quinto día de la operación Serval lanzada por Francia en apoyo del Ejército de Mali para combatir a los yihadistas instalados en el norte del país, el presidente François Hollande, anunció desde Abu Dabi que aumentará el número de militares franceses desplegados en el país, unos 750. El entorno de su ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, habló de hasta 2.500 soldados.

Y es que París no ha conseguido sumar a su ofensiva sobre el terreno a otros países. Estados Unidos, el Reino Unido, Dinamarca, Bélgica, España, e incluso Alemania se han limitado a ofrecer apoyo logístico con aviones de transporte o material sanitario. A lo más, instructores. Y será la fuerza internacional africana prevista por el Consejo de Seguridad de la ONU la que se hará cargo de la ofensiva en el futuro próximo.

Después de anunciar ese aumento de tropas en la región maliense, el presidente galo puntualizó que una vez conseguidos los objetivos «lo más rápidamente posible, los franceses dejarán el sitio a los africanos». «Les corresponderá a ellos dirigir la reconquista del norte», añadió.

Y los objetivos, dijo, son: «Parar la agresión terrorista, asegurar Bamako donde tenemos varios militares y compatriotas, y permitir a Mali recuperar su integridad territorial». Todo ello, recordó, bajo el marco de la legalidad internacional.

Insistió en que «Francia no tiene vocación de permanecer en Mali». Pero reiteró que hará todo lo posible por liberar a los rehenes franceses en el Sahel.

En la base francesa de Abu Dabi que ayer visitó Hollande hay estacionados unos 700 militares galos. El presidente les dijo que no descartaba su participación en Mali y anunció que Marruecos y Argelia, al igual que España, le autorizaron la utilización de su espacio aéreo.

Intervención terrestre

Entretanto, por quinto día consecutivo, Francia siguió llevando en Mali el peso de la operación con bombardeos en las zonas de conflicto y en la retaguardia de los grupos rebeldes. Ayer, sus soldados efectuaron en Diabali su primera intervención terrestre. De esa ciudad, de la que se anunció que había sido tomada por los yihadistas, ayer Hollande aseguró que «ellos solo se refugiaron allí para protegerse».

Su ministro de Exteriores, Laurent Fabius, quien viajó también a Emiratos Árabes Unidos, dijo que su país busca la colaboración de las autoridades emiratíes, que podría ser en forma de apoyo financiero.

Francia no está dispuesta a asumir sola el coste de la intervención contra el terrorismo en Mali. Fabius anunció una conferencia de países donantes para finales de mes. «Estamos negociando con la ONU, la Unión Africana y Europa», declaró.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

Francia inicia una escalada en Mali con el envío de más tropas