El Reino Unido ya colabora con Francia en la guerra de Mali

Los aviones galos bombardearon ayer bases salafistas en el norte del país

Británicos llegados ayer en un Boeing C-17 a la base de Évreux desde la de Norton.
Británicos llegados ayer en un Boeing C-17 a la base de Évreux desde la de Norton.

redacción / la voz

Dos aviones británicos llegaron ayer a una base aérea de París para colaborar con las Fuerzas Armadas francesas en su ofensiva en Mali para detener el avance de grupos salafistas.

El primero de los aviones, un Boeing C-17, transportará hoy material hacia el país africano, en un solo viaje, mientras que el segundo hará vuelos entre Francia y Bamako. El Gobierno de Londres ya había anunciado que ofrecería apoyo logístico «para transportar tropas extranjeras y equipamiento militar» a Mali, pero que no enviará británicos al frente. El otro país europeo que está aportando apoyo logístico es Dinamarca. Así lo confirmó el ministro de Exteriores francés, Laurent Fabius.

Mientras, aviones galos bombardearon ayer bases en el norte de Mali, en especial en Gao, feudo de los rebeldes, pese a que en principio se suponía que solo iban a tratar de frenar el avance de los radicales hacia el sur.

Las bases terroristas

«Bloquear a los terroristas está hecho. Lo que se ha comenzado a hacer hoy [por ayer] es ocuparse de las bases que están detrás de los terroristas», en el norte, añadió Fabius.

Por los golpes asestados, los islamistas están mejor equipados y entrenados de lo previsto, según fuentes próximas al presidente francés, François Hollande. Tienen material moderno y sofisticado procedente de Libia, dijo una fuente del Elíseo.

El capitán maliense Amadou Sanogo, jefe golpista en marzo del 2012 y a la cabeza de un comité militar oficial, aseguró que Francia ha jugado «un papel capital» al lado de la Armada maliense en la recuperación de Kona. Entre las pérdidas de los islamistas figura un alto responsable del grupo Ansar Al Din, Abdel Krim, Kojak. Se trata de «un importante revés», juzgan los expertos en la región.

Ayer también se supo que la reconquista de Kona se cobró la vida de varios civiles. Human Rights Watch habla de diez, entre ellos tres niños.

«Hay ataques continuamente. Los hay en este momento, los hubo anoche [por ayer] y los habrá mañana [por hoy]», declaró el ministro de Defensa francés, Jean-Yves Le Drian, para quien sin la intervención exterior los rebeldes habrían hecho caer Bamako en días. Los bombardeos se centran en varias localidades del norte de Mali, como un campo de combatientes yihadistas en Léré, a unos 150 kilómetros de Kona y próximo a Mauritania. Los aparatos franceses divisaron depósitos de armas, municiones, y carburantes del grupo Ansar Al Din. Cuatro aviones de combate Rafale llegados de Francia destruyeron ayer objetivos cerca de Gao, el bastión de los islamistas.

«Campos de entrenamiento, infraestructuras y depósitos logísticos» han sido destruidos, anunció Le Drian. Según el ministro, no se ha podido impedir totalmente el avance de los islamistas hacia el sur del país, pues estos, según explicó, avanzan desde el jueves por dos vías, una en el oeste y otra al este. Los problemas, añadió, continúan en la del oeste.

El primer ministro de Mali, Diango Sissoko, llegó ayer a Argel para examinar las relaciones bilaterales y la crisis en su país, según informa Efe. Sissoko está acompañado por varios ministros. Argelia permitió el paso de aviones franceses hacia Mali.

El material de los yihadistas es sofisticado y están mejor equipados de lo que se preveía

En la recuperación de Kona fue abatido un alto responsable de Ansar Al Din

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El Reino Unido ya colabora con Francia en la guerra de Mali