Grandes empresarios dan un toque de atención a Cameron

Alertan al primer ministro de los «peligros» que acechan al Reino Unido si cede a la presión de los euroescépticos


londres / E. la voz

La crisis económica desató el gen antieuropeo en el Reino Unido y, según las últimas encuestas, más de la mitad de los británicos votaría salir de la UE si la opción les fuese presentada en un referendo. Pegado a este sentimiento, Cameron prepara un discurso en el que previsiblemente anunciará sus planes de renegociación con Bruselas y la celebración de un plebiscito que dejará en manos del pueblo el futuro de la relación entre el Reino Unido y Europa.

Sin embargo, el primer ministro empieza a tropezar con obstáculos a su línea antieuropea. A pesar de contar con el respaldo incondicional de su partido y de gran parte del electorado, empieza a tener opositores en la UE, al otro lado del Atlántico y en su propio país.

El Financial Times publicó esta semana una carta en la que los empresarios más influyentes del país advierten a Cameron de los peligros que puede afrontar el Reino Unido si abandona la UE. Pese a admitir la necesidad de ciertas reformas, los empresarios se muestran preocupados ante la posibilidad de que los tories, arrastrados por su pasión antieuropea, traten de llevar a cabo «una renegociación radical del pacto con Europa».

«En las circunstancias actuales lo último que el primer ministro desea es perjudicar a las empresas británicas y poner en riesgo nuestra permanencia en a UE», dicen los empresarios, que temen que la renegociación sea un fracaso y que el público británico se sienta, como consecuencia, más desilusionado con la causa europea. «La UE no es un menú a la carta», reza la carta ante la intención de los conservadores de comprometerse solo con aquellas políticas comunitarias beneficiosas para los británicos.

Tanto Irlanda como EE.UU., históricos aliados de los británicos, se han pronunciado en contra de los planes de Cameron. Sin embargo, este cree que el éxito de la renegociación con Bruselas pasa por convencer a Alemania de que la UE no puede permitirse perder a un aliado del peso del Reino Unido. «Espero que podamos permanecer en la UE, pero para que eso ocurra se necesitan cambios», dijo el ministro de Economía, George Osborne, al periódico alemán Die Welt.

En cuanto a la consulta, el presidente del comité de asuntos europeos del Parlamento Alemán, Gunter Krichbaum, ha declarado que «existe el riesgo de que, como dijo de Gaulle, un referendo acabe siendo determinado por la persona que hace la pregunta y no por la pregunta en sí». Krichbaum dijo que la salida de la UE podría tener consecuencias catastróficas para la economía del Reino Unido.

Según The Guardian, el discurso de Cameron tendrá lugar en Holanda el día 22. El primer ministro sabe que necesita apoyos dentro de la UE y busca atraer a Holanda y los países escandinavos en su intervención. En su intento por cumplir el sueño antieuropeo de los tories, Cameron tendrá que desafiar aquella famosa frase que en su día dijo Margaret Thatcher: «nunca te metas en un cuarto del que no sabes salir».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Grandes empresarios dan un toque de atención a Cameron