Soldados franceses combaten ya en Mali para frenar el avance islamista

Hollande asegura que los rebeldes pretenden crear un Estado terrorista


Redacción / La Voz

Pasaban solo unas horas desde que tropas galas intervinieran en la tarde de ayer en apoyo de las malienses para frenar el avance de los islamistas hacia el sur de ese país, cuando el presidente François Hollande se dirigió a los franceses para informar de que esa intervención era «necesaria». Hay «una población amenazada», el presidente maliense. Dioncounda Traoré, lanzó un llamamiento de socorro, y los rebeldes pretenden crear un Estado terrorista, dijo.

Hollande justificó la acción armada, «por el tiempo que sea necesario», alegando la declaración que ayer adoptó de urgencia el Consejo de Seguridad de la ONU, impulsada por Francia «ante el grave deterioro de la situación». El texto urgía al despliegue de un contingente internacional previsto en una resolución adoptada en diciembre, y que fija el envío de hasta 3.000 militares.

Y es que las tropas malienses no son capaces de detener el avance rebelde. Los islamistas, que tienen sus bastiones en el norte del país, tomaron en las últimas horas Kona, considerada frontera entre el norte y el sur, este último controlado por el Ejército maliense. Al parecer, el objetivo de esos grupos yihadistas es dirigirse a Mopti, a 700 kilómetros de Bamako, la capital, para luego continuar hasta esta, lo que pone en peligro la supervivencia del Estado.

A las afueras de Mopti está la base militar de Sévaré, donde, según algunos medios, además de soldados franceses, hay alemanes. El portavoz de Defensa de Mali, el coronel Abdramane Baby, confirmó la presencia de fuerzas senegalesas y nigerianas, que junto con las galas apoyaron ayer a las locales para combatir a «elementos terroristas» y retomar Kona.

El avance de grupos como Ansar Al Din, Al Qaida en el Magreb Islámico y Monoteísmo y Yihad en África Occidental fue interpretado por Hollande como una «agresión» también a Francia y al resto del mundo, pues se teme que Mali se convierta en un bastión del terrorismo internacional. Estas declaraciones suponen un cambio de actitud, pues hasta ahora París solo se había ofrecido para formar tropas. El Parlamento galo debatirá el asunto en una sesión convocada para el lunes.

Francia dispone de tropas desplegadas en Gabón y Chad. En la capital de este tiene cuatro aviones de combate y un abastecedor en vuelo.

La UE advirtió de que ante el avance salafista se acelerarán los preparativos para el despliegue de una misión militar de formación de tropas en Mali.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Soldados franceses combaten ya en Mali para frenar el avance islamista