El líder político de Hamás en el exilio besa el suelo de Gaza

EFE

INTERNACIONAL

SUHAIB SALEM

Jaled Meshal ha prometido hoy «liberar» Jerusalén y Cisjordania

07 dic 2012 . Actualizado a las 18:01 h.

Jaled Meshal, el líder político de Hamás en el exilio, besó hoy el suelo de Gaza y prometió a su pueblo la «liberación de Jerusalén y Cisjordania», en su primera visita a la Franja palestina, que le recibió con honores de jefe de Estado.

Las lágrimas se asomaron a los ojos del jefe del buró político del movimiento islamista cuando cruzó el paso fronterizo con Egipto de Rafah y se arrodilló para besar el suelo y agradecer a Alá su regreso a tierra palestina, que abandonó al exiliarse con su familia en 1967.

Además del primer ministro de Hamás en Gaza, Ismail Haniye, altos cargos de todas las facciones palestinas (incluida la rival Al Fatah que encabeza el presidente Mahmud Abás y gobierna en Cisjordania) acudieron a recibir a Meshal, en una poco habitual muestra de unidad y de apoyo público al movimiento islamista.

«Sin todos vosotros hoy no estaría aquí. Os lo debo a vosotros y a todos los miembros de las milicias de los grupos de la resistencia palestina armada. Hoy es Gaza y, mañana, serán Cisjordania y Jerusalén», dijo Meshal en una rueda de prensa conjunta con Haniye, celebrada en Rafah, nada más cruzar al territorio.

«Visitar Gaza es el tercer nacimiento en mi vida. El primer fue cuando nací; el segundo, cuando renací después de que el enemigo intentase asesinarme en 1997, y el tercero es hoy, el 7 de diciembre de 2012. Espero que mi cuarto nacimiento sea cuando liberemos toda Palestina», afirmó en declaraciones emitidas por el canal de Hamas Al Aqsa TV.

Haniye calificó la visita como «un momento histórico y un punto de inflexión para el pueblo palestino hacia la liberación de toda Palestina».

«Hoy Meshal y todos mis hermanos están pisando el suelo de Palestina y continuaremos con nuestros pasos y gritaremos en la cara de la ocupación para liberar nuestra tierra ocupada», dijo Haniye, que aseguró que este es un día «de dignidad, victoria y orgullo».

Meshal, que ha vivido en el exilio durante los últimos 45 años, calificó a la población de Gaza como «un pueblo de resistencia, heroísmo y orgullo» y dedicó su presencia «a Gaza y sus tierras cubiertas de la sangre de los mártires, al pueblo de Gaza, que ha logrado la victoria y ha vencido al enemigo».