EE.UU. y Egipto fuerzan un alto el fuego entre Hamás e Israel

Los próximos días deberá abrirse un proceso de negociación de paz


Amán / E. La Voz

Las bombas dejaron de caer sobre Gaza a las 21.00 horas de ayer cumpliendo la tregua acordada entre Hamás e Israel bajo la presión de Egipto y EE.UU. Terminaban así ocho días de bombardeos y ataques en los que han perdido la vida 162 palestinos y cinco israelíes.

Durante la octava jornada de ofensiva israelí perecieron al menos veinte palestinos, y se producía el primer atentado en cuatro años en Tel Aviv, lo que parecía desvanecer toda esperanza. Por la tarde, los jefes de la diplomacia egipcia y estadounidense, Mohamed Kamel Amr y Hillary Clinton, confirmaron en El Cairo un acuerdo que obliga a ambas partes a parar el fuego.

Netanyahu habló por teléfono con Obama y aceptó su recomendación de dar una oportunidad a la paz, relegando la ofensiva terrestre, tras prometerle que le ayudará a combatir el contrabando de armas de Irán. El líder de Hamás, Jaled Meshal, dijo que la tregua es una derrota de Israel ya que se han aceptado «todas sus demandas».

Días decisivos

El acuerdo prevé que en 24 horas se empiecen a negociar medidas para abrir los pasos hacia la Franja y facilitar la circulación de personas y bienes. Con el alto fuego se abre un proceso de negociación, con Egipto velando por su cumplimiento, en el que deben definirse las demandas. El bloqueo de Gaza y el fin de los asesinatos selectivos son dos de las exigencias de Hamás. Israel pide el cese de los ataques de cohetes, apoyo para frenar el rearme de las milicias y evitar la entrada de armas y milicianos desde el Sinaí.

Clinton manifestó que EE.UU. trabajará en los próximos días con sus socios en la región para respaldar el proceso y mejorar la situación de los habitantes de Gaza, que sufren desde hace seis años el bloqueo israelí. «Todos los pasos deben llevar a una paz global en la región. No hay más alternativa que una paz justa y global», declaró.

Sin embargo, fuentes policiales israelíes informaron de que una hora después de iniciada la tregua se habían lanzado doce cohetes sobre Israel, que no causaron heridos. Además, la Medialuna Roja señaló que soldados israelíes hirieron a unos 70 palestinos en manifestaciones de solidaridad con Gaza celebradas en Hebrón y Ramala, en la Cisjordania ocupada.

El analista jordano palestino Daoud Kuttab aseguraba a La Voz que la tregua se produce porque la alternativa era «un ataque terrestre». Una opción que no tendría el respaldo internacional y que podría causar «bajas en el Ejército», es decir, un coste que tendría consecuencias en las elecciones israelíes que se celebrarán en dos meses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

EE.UU. y Egipto fuerzan un alto el fuego entre Hamás e Israel