Julian Assange preocupa a sus avalistas

Las personas que le ayudaron económicamente en su proceso judicial temen perder el dinero

Julian Assange, el pasado mes de febrero
Julian Assange, el pasado mes de febrero

Julian Assange tiene otro frente abierto, esta vez con la gente que le ha ayudado económicamente. Amigos y simpatizantes del fundador de Wikileaks continúan preocupados por la suerte de su dinero depositado como fianza para la liberación del australiano. En unos pocos días se decidirá si se retendrán en arcas estatales las 140.000 libras (174.358 euros) que pagaron en total nueve avalistas en diciembre del 2010, según dio a conocer un tribunal londinense.

Vaughan Smith, uno de los que aportó para Assange, le dijo a la corte que tanto él como los otros avalistas no deberían perder su dinero, porque están «convencidos de que han hecho y están haciendo lo correcto». «No vemos cómo se imparte la justicia al castigarnos por haber dado lo mejor para servir a los intereses públicos en este complejo y desafiante caso», señaló ante la Corte de Magistrados de Westminster, que aplazó la decisión sin fecha.

Una corte dictaminó el mes pasado que otro grupo de personas que avalaron a Assange deberán perder un total de 200.000 libras que habían reunido, ya que el australiano quebró las condiciones de su libertad condicional al buscar refugio en la embajada de Ecuador en Londres en junio pasado.

Previamente el Tribunal Supremo de Reino Unido decretó que la orden de arresto emitida en Suecia, donde la policía quiere interrogarlo por supuestos delitos sexuales, era legítima y que posibilitaba por tanto su extradición. El fundador de Wikileaks teme ser deportado de Suecia a Estados Unidos, donde podría enfrentar cargos por traición -que pueden ser castigados con la pena de muerte- por el rol de la plataforma en difundir cientos de documentos clasificados del Departamento de Estado a partir de 2010.

Entre los avalistas están la profesora jubilada Tricia David, el científico ganador de un premio Nobel sir John Sulston o el periodista Philip Knightley. Los cineastas británico Ken Loach y estadounidense Michael Moore, el periodista John Pilger o la millonaria Jemima Khan ya han perdido 200.000 libras (249.000 euros) después de que el australiano quebrara las condiciones de su fianza.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Julian Assange preocupa a sus avalistas