Venezuela elige entre socialismo y capitalismo con políticas sociales

Chávez acusa a su opositor de «querer aplicar un paquetazo neoliberal al estilo de Rajoy»

El candidato opositor Henrique Capriles, en la caravana electoral en el estado de Trujillo.
El candidato opositor Henrique Capriles, en la caravana electoral en el estado de Trujillo.

caracas / corresponsal

Un modelo apunta hacia La Habana y el otro hacia Brasilia. Dos visiones económicas absolutamente enfrentadas compiten en las elecciones venezolanas del próximo domingo.

Mientras el presidente Hugo Chávez, quien aspira a un tercer período que le daría 20 años consecutivos en el poder, señala que «aquí lo que viene es socialismo, socialismo y más socialismo», su rival, el gobernador Henrique Capriles, indica que se guiará por el modelo brasileño, de cooperación entre los sectores público y privado con fuertes elementos de inclusión social.

Cualquiera de los dos candidatos que gane tendrá un panorama económico complicado. Tras 13 años de «revolución bolivariana» y diez de precios petroleros sin precedentes, Venezuela acumula, sin embargo, problemas de infraestructuras; su deuda se ha multiplicado por nueve, y sus reservas líquidas son menores a un mes de importaciones, asunto grave tomando en cuenta que el país importa hasta el 70 % de sus alimentos.

Venta de reservas de oro

La semana pasada, Venezuela vendió 3,6 toneladas de oro de sus reservas no monetarias, que ascienden apenas a 24 millardos de dólares, para hacerlas líquidas. La colocación fue fustigada por Capriles, y por los medios de comunicación privados, que consideran que la venta muestra la crítica situación de las finanzas públicas del país.

El «segundo plan socialista de la nación», anunciado por Chávez en julio, cuando presentó su campaña a la reelección, retoma los aspectos previstos en su fallida reforma constitucional del 2007. Se refiere al período 2013-19 como de «transición al socialismo», y la figura con la que esa transición se logrará, según él, es la «comuna».

Señala que, al cierre del período, un 68 % de la población debe estar agrupada en comunas, con «empresas socialistas productivas» en el área automotriz, electrodomésticos, materiales de construcción, papel y agroindustria, bajo la figura de la planificación centralizada y con más expropiaciones. Para ello, según el ministro de Economía y hombre fuerte del Gobierno, Jorge Giordani, se usarán los recursos petroleros, una inversión de 600 millardos de euros.

«Al estilo de Rajoy»

El programa de Chávez, dice el empresariado y el comando de Capriles, asfixia la propiedad privada. Mientras, Chávez acusa a Capriles de querer aplicar un «paquetazo neoliberal al estilo de (Mariano) Rajoy», de llegar al poder.

El plan de Capriles, sin embargo, prevé, según Ricardo Villasmil, jefe de su programa económico, un «aterrizaje suave» de la fuerte política de controles que ha aplicado el Gobierno de Chávez. Estima una liberación gradual del mercado cambiario, reforzamiento de la confianza para atraer inversiones y fortalecer la independencia de organismos como el Banco Central y Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Venezuela elige entre socialismo y capitalismo con políticas sociales