Las Pussy Riot condenadas a dos años de prisión por su «rezo punk» contra Putin

La Voz AGENCIAS

INTERNACIONAL

MAXIM SHIPENKOV

El tibunal considera a las integrantes del grupo punk culpables de «vandalismo motivado por odio religioso»

18 ago 2012 . Actualizado a las 20:08 h.

Las tres integrantes del grupo punk ruso Pussy Riot juzgadas por cantar en una catedral ortodoxa contra el presidente ruso, Vladimir Putin, fueron condenadas hoy a dos años de prisión.

La sentencia fue dictada por la jueza Marina Syrova, quien precisó que ésta puede ser recurrida en un plazo de diez días. Las integrantes de Pussy Riot, según la magistrada, que está bajo protección policial y por lo que, al parecer, su rostro no fue mostrado en pantalla, cometieron «acciones provocadoras y humillantes en un templo religioso, que afectaron a un amplio círculos de creyentes».

Las Pussy Riot, Nadezhda Tolokónnikova, Yekaterina Samutsévich y María Aliójina, incurrieron de acuerdo con el fallo en «clara falta de respeto hacia los visitantes y a los sacerdotes del templo, humillaron y ofendieron profundamente los sentimientos y los referentes religiosos de los creyentes ortodoxos».«No se consideran culpables, no se arrepienten (...), califican sus acciones como una expresión política de forma artística», dijo la jueza, que ha utilizado varios de los argumentos de la Fiscalía, que pedía una pena de tres años de prisión para las integrantes del grupo punk.