Israel sopesa atacar Siria para destruir sus armas químicas

El Ejército turco desplaza blindados y baterías de misiles a la frontera

Imagen distribuida por los rebeldes, que muestra una explosión en la ciudad de Homs.
Imagen distribuida por los rebeldes, que muestra una explosión en la ciudad de Homs.
la voz

Israel no permitirá que las armas químicas de Siria caigan en manos de grupos islamistas radicales como el libanés Hezbolá, aseguró ayer el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, quien, sin embargo, no quiso ampliar las declaraciones que realizó el viernes en el sentido de que ha ordenado al Ejército que prepare una posible intervención en Siria. «No estaría bien decir aquí cuándo actuaremos, si actuaremos y cómo actuaremos», declaró el ministro. En cualquier caso, sentenció, Israel se defenderá «con responsabilidad».

No es el único movimiento de un país vecino a Siria en las últimas horas. El Ejército turco trasladó una importante cantidad de baterías de misiles y vehículos blindados a la frontera. Según la agencia turca Anatolia, numerosos vehículos blindados, camiones militares y misiles fueron transportados en tren hasta las inmediaciones de Nusaybin, ciudad fronteriza en la provincia suroriental de Mardin. Nusaybin se halla frente a la ciudad siria de Qamishli, la capital de la población kurda en el extremo noreste de Siria, a poca distancia del Kurdistán iraquí.

En el plano militar, la jornada supuso un recrudecimiento de la violencia. Según informa Efe, las fuerzas del régimen y los insurgentes volvieron a chocar en la segunda ciudad del país, Alepo. Uno de los portavoces del Ejército Libre Sirio (ELS), el coronel Qasem Saadedin, explicó que su grupo está desplegando un mayor número de brigadas en el motor económico sirio con el fin de controlarla en «los próximos días». Los combates se registraron en los barrios centrales de Al Yamiliya, Al Meridiyan y Al Zabadiya, así como en zonas del suroeste de la ciudad.

Mientras, continúa la pugna por Damasco. Según Saadedin, los rebeldes están intentando tomar el control de sitios estratégicos, como las sedes de la comandancia general del Ejército, de los servicios secretos y de la radio y la televisión. También persisten los bombardeos de las fuerzas gubernamentales con helicópteros y artillería contra los barrios de Al Qadam, Al Mezzeh, Al Asali y Kafr Susa, entre otros, así como contra localidades de la periferia. Según denunció ayer el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), que opera en la capital siria junto a la Media Luna Roja, la situación para los habitantes de Damasco es crítica y empeora día a día dado que ya no quedan lugares donde protegerse.

Los rebeldes anunciaron que unos 2.000 militares del Ejército leal al presidente desertaron desde el atentado del pasado miércoles. El número de muertos desde que empezó el conflicto hace 16 meses ya ha llegado a 19.000.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Israel sopesa atacar Siria para destruir sus armas químicas