La Iglesia pide al Gobierno cambios en las leyes del aborto y el matrimonio homosexual

La Conferencia Episcopal denuncia la actual legislación basada en la «cultura de la muerte»


COLPISA/D. Valera

No al aborto y a los métodos anticonceptivos. No al divorcio. Y por supuesto, rechazo al matrimonio homosexual. A pesar de que otras instituciones como la RAE han actualizado la definición de matrimonio incluyendo las uniones del mismo sexo, o que el Tribunal Constitucional debate intensamente la legalidad de la norma, la Conferencia Episcopal mantiene inamovible su posición: «En España el matrimonio ha dejado de existir legalmente en su especificidad», explicó este miércoles el portavoz de los obispos españoles, Juan Antonio Martínez Camino. Por eso instó al Gobierno a aprobar una legislación en favor de la familia -tradicional- que corrija los «desenfoques» producidos en los últimos años.

Durante la presentación del documento 'La verdad del amor humano.

Orientaciones sobre el amor conyugal, la ideología de género y la legislación familiar', Martínez Camino reiteró las críticas a lo que denomina como «ideología de género». Según la Iglesia, esta doctrina pretende desvincular la sexualidad del cuerpo «hasta el punto de disolver el significado objetivo de la diferencia sexual entre hombre y mujer». Y la plasmación de esa teoría es la ley de 2005 que permite casarse a los homosexuales y facilita el divorcio exprés. Una normativa para Martínez Camino «insólita e injusta» que priva a los españoles del derecho de ser considerados como «esposos» o «esposas».

El texto de la Conferencia Episcopal señala la contradicción que existe entre las fuertes restricciones legales para que los menores beban o fumen y la «permisividad» en el campo de la sexualidad y del respeto a la vida. Por eso el documento concluye que la legislación española impone una «cultura de la muerte» que niega la fecundidad de la vida.

Según la Iglesia, una de las consecuencias de esta visión favorable al aborto es el descenso en la natalidad en países prósperos y ricos. Por eso el portavoz de los obispos defendió una sexualidad basada en la castidd.

Otra de las batallas de la Iglesia está en la educación. Martínez Camino alertó sobre la manipulación del lenguaje y la instrumentalización en las escuela. Volvió a pedir la retirada de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, una materia que considera al servicio de una ideología determinada. La Iglesia asegura que detrás de estas teorías existe un «pensamiento materialista, radical e inhumano». Sin embargo, la Conferencia Episcopal rechazó que sus tesis vayan contra nadie, sino contra «ideas equivocadas». Por ello piden a la sociedad católica que divulguen el mensaje de Cristo para combatir la actual visión dominante. «La crisis de la familia es una de las raíces de la crisis actual», subrayó Martínez Camino.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La Iglesia pide al Gobierno cambios en las leyes del aborto y el matrimonio homosexual