Mursi jura simbólicamente como presidente de Egipto ante la plaza Tahrir

efe

El islamista Mohamed Mursi juró ayer simbólicamente como presidente de Egipto «elegido por la voluntad popular» ante decenas de miles de seguidores en la plaza Tahrir. «Juro por Dios, que es grande, preservar con lealtad el sistema republicano, respetar la Constitución y la ley, tener en consideración los intereses del pueblo de manera total y preservar la independencia de la patria, su integridad y su territorio», dijo Mursi desde un estrado en Tahrir.

Ese mismo juramento tendrá que repetirlo hoy en la ceremonia oficial de su investidura ante el Tribunal Constitucional, después de que lograra el triunfo, con casi un 52 % de los votos, en las pasadas elecciones presidenciales. «He llegado aquí porque vosotros sois la fuente del poder, porque nadie está por encima de vosotros, ninguna institución, ningún ente», apuntó Mursi, que tras ser proclamado vencedor en los comicios renunció a su militancia en los Hermanos Musulmanes.

El islamista aseguró que «la revolución todavía continúa» en Egipto y prometió trabajar para liberar a los presos que tienen pendientes causas ante tribunales militares. Además, lanzó una advertencia a la junta militar que gobierna desde el derrocamiento del régimen de Hosni Mubarak: «Que me escuche el Ejército, la policía, el Gobierno y los ministros, no hay poder sobre esta autoridad [del pueblo]. Por ella, llegué yo aquí donde está el pueblo y no temo a nadie más a que a Dios».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Mursi jura simbólicamente como presidente de Egipto ante la plaza Tahrir