El islamista Mohamed Mursi gana en las elecciones presidenciales de Egipto

El candidato de los Hermanos Musulmanes, con el 51,73 % de los votos, se impuso en la segunda vuelta de las presidenciales al general retirado Ahmed Shafiq

Mursi, en un acto de la campaña electoral
Mursi, en un acto de la campaña electoral

El islamista Mohamed Mursi, candidato de los Hermanos Musulmanes, será el nuevo presidente de Egipto, según ha anunciado la Comisión Electoral al dar a conocer los resultados oficiales definitivos de la segunda vuelta de las presidenciales celebrada el 16 y 17 de junio. Mursi se impuso a su contrincante Ahmed Shafiq.

El presidente de la comisión, Faruq Sultán, anunció en una rueda de prensa que Mursi obtuvo 13.230.131 votos (un 51,73%) por los 12.347.380 votos (un 48,27%) conseguidos por su rival, el general retirado Ahmed Shafiq, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales egipcias, celebrada los pasados 16 y 17 de junio.

La victoria de Mursi le convierte en el primer presidente de Egipto tras la caída de Hosni Mubarak, en febrero del 2011, y lleva a los Hermanos Musulmanes a la Presidencia por primera vez en sus 84 años de historia, la mayoría de los de los cuales han transcurrido en la ilegalidad. Mursi tendrá que lidiar ahora con un mandato problemático después de las últimas reformas que la junta militar añadió al texto constitucional de Egipto en las últimas fechas.

Tanto Mursi como Shafiq habían proclamado su victoria a lo largo de esta semana, de acuerdo a los datos de los que disponían sus respectivos equipos. Sultán también reveló que la participación en la segunda vuelta de las presidenciales, celebradas los pasados 16 y 17 de junio, fue de 26.420.763, un 51,85% de los casi 51 millones de egipcios convocados a las urnas.

El presidente de la Comisión Electoral destacó, igualmente, que solo se revisaron impugnaciones a los resultados en un centenar de mesas electorales, de las más de 13.000 en las que los egipcios pudieron depositar su voto. La decisión de la Comisión Electoral no puede ser impugnada ni apelada por los candidatos, al ser la última instancia responsable de los comicios.

El anuncio de los resultados estaba previsto para el pasado jueves, pero la comisión lo pospuso con el argumento de que necesitaba más tiempo para estudiar las impugnaciones que habían sido presentadas. «Esperaba que los resultados se anunciasen en un ambiente festivo, pero desafortunadamente ha llegado el día en una atmósfera de tensión, reflejo del ambiente en que la Comisión Electoral ha trabajado durante cuatro meses», dijo Sultán.

El magistrado insistió en defender el trabajo de la Junta Electoral y aseguró que los comicios se han celebrado de manera democrática, bajo supervisión judicial total y el seguimiento de ONG locales, además de una amplia cobertura de los medios de comunicación. Aún así, criticó «las campañas que han puesto en duda el trabajo de la comisión» y afirmó haberse visto sorprendido por «las dudas sobre una falsificación de los resultados». Sultán también quiso subrayar que, en su opinión, éstas son «las primeras elecciones que expresan de manera verdadera la voluntad del pueblo» egipcio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos

El islamista Mohamed Mursi gana en las elecciones presidenciales de Egipto