El Gobierno británico sufre un batacazo en las elecciones locales

Los laboristas ganan 75 de los 181 municipios que estaban en juego


londres / corresponsal

Los británicos respondieron a la política de recortes del Gobierno de coalición con un rotundo espaldarazo a la oposición, el Partido Laborista. Esta formación consiguió más de 2.000 de las 5.000 concejalías sometidas a voto y se hizo con 32 nuevos municipios, hasta lograr un total de 75. La sensación de descalabro en el Partido Conservador ha sido tal que ya se han alzado voces pidiendo una radicalización de su política.

Escrutados los 181 municipios en los que se celebraron comicios, en términos de concejales los laboristas han obtenido 2.158, lo que coloca su incremento en 823, superando la mítica cifra de los 800, además de recuperar Birmingham y Cardiff; los conservadores 1.005, lo que representa una caída de 405 y una pérdida de doce ayuntamientos, y los liberales 431, perdiendo 336 concejales, su peor resultado desde 1988.

Trasponiendo estos resultados a unas elecciones generales supondrían un 38 % de los votos para el Partido Laborista de Ed Miliband, un 31 % para los tories y un 16 % para los liberaldemócratas de Nick Clegg.

El premier británico desde hace dos años, el conservador David Cameron, achacó los malos resultados tories a «la difícil situación por la que atraviesa el país».

Otra conclusión de estas elecciones municipales es que el Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) se posiciona como una opción neoconservadora y claramente euroescéptica al conseguir un 13 %.

Mínima participación

La participación electoral quedó en un 32 %, la menor desde el año 2000.

Como consecuencia de los resultados, el ala derecha del partido tory exigió al primer ministro que abandone políticas «estrafalarias» como el matrimonio gay y que dé un giro hacia posturas más conservadoras, desoyendo de este modo la influencia de su socio de Gobierno.

El ministro de Exteriores, William Hague, salió al paso por la tarde e indicó que el Gobierno no va a variar su agenda por los resultados municipales.

«Continuaremos haciendo lo que es importante para el país, que es poner en orden las finanzas y la economía», explicó Hague.

Los conservadores revalidaron la importante plaza de la alcaldía de Londres gracias al carismático Boris Johnson, al imponerse con un 51,53 % de los votos a su principal rival, el candidato laborista, Ken Livingstone, según se anunció en torno a la una de la madrugada pasada. Johnson, de 47 años, es un ex periodista, conocido por su pelo desgreñado rubio y particular su sentido del humor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El Gobierno británico sufre un batacazo en las elecciones locales