Sarkozy, indignado por la «traición» de varios exministros

esperanza suárez PARÍS / CORRESPONSAL

INTERNACIONAL

Reconoce que trató con Gadafi un plan nuclear que había negado el martes

19 abr 2012 . Actualizado a las 06:58 h.

La derecha francesa está «indignada». Uno tras otro, los ministros que Nicolas Sarkozy nombró en aras de la apertura se pasan al enemigo casi al mismo tiempo que la prensa y los economistas sacan a la luz sus lagunas de campaña. Y a solo tres días de la primera vuelta de las presidenciales francesas.

El presidente candidato cuestiona la «elegancia» de Martin Hirch y Fadela Amara, que han anunciado su apoyo a François Hollande. Saber que también le votará su predecesor en el Elíseo hace que se sienta triste, aunque Jacques Chirac haya decidido guardar silencio.

La toma de posición a favor del candidato socialista de varios antiguos ministros con Dominique de Villepin despierta las iras de los parlamentarios, que consideran unos «traidores» a Corine Lepage, Brigitte Girardin y Azouz Begag. Este último apoyaba la candidatura que el ex primer ministro no pudo llegar a presentar. La buena voluntad de Sarkozy, que dice estar «dispuesto a perdonar» a De Villepin, no ha sentado nada bien a su viejo enemigo.