Relevados doce agentes de EE.UU. tras una fiesta con prostitutas


Nueva york / corresponsal

Doce agentes del servicio secreto encargados de la seguridad de Barack Obama en Cartagena fueron obligados a regresar a Washington por su mala conducta. El portavoz Edwin Donovan no dio más detalles sobre la causa que provocó la orden, pero sí los medios estadounidenses, que señalaron que los agentes celebraron una fiesta con prostitutas de la ciudad colombiana en las que corrió abundantemente el alcohol.

Los agentes implicados formaban parte del operativo que precede a los viajes del presidente y que se encarga de organizar su seguridad fuera de la Casa Blanca. Estaban alojados en el hotel Caribe situado en una playa y, según reveló un empleado del hotel al diario The Washington Post, los agentes secretos también consumieron durante su estancia «abundante alcohol».

Aunque el servicio secreto no ha desvelado exactamente lo que ocurrió, un alto funcionario declaró a la cadena Fox que «lo sucedido es lo suficientemente grave como para haber requerido la intervención de medios diplomáticos».

Pagar los servicios de una prostituta constituye una falta para cualquier agente. Además, muchos de los implicados en este escándalo están casados, ha subrayado Kessler.

El traslado de los guardaespaldas a Washington tuvo lugar antes de la llegada de Obama a Colombia. El presidente declaró ayer que a pesar de lo sucedido: «Tengo toda la confianza en el servicio secreto para mi protección y la de mi familia».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Relevados doce agentes de EE.UU. tras una fiesta con prostitutas