Los islamistas imponen la sharia en el norte de Mali y siguen avanzando

El conflicto pone al país al borde de una crisis humana y ya ha provocado la huida de 200.000 personas

AFP

Los islamistas armados afianzan su poder frente a los tuareg en el norte de Mali, y avanzan hacia el centro imponiendo la sharia, mientras la Junta Militar en el poder desde el golpe del 22 de marzo hace frente a las sanciones de sus vecinos de África occidental. El conflicto pone al país al borde de una crisis humana y ya ha provocado la huida de 200.000 personas, que han buscado refugio en otras zonas de Mali o en naciones vecinas.

Francia prepara una declaración del Consejo de Seguridad de la ONU ante el peligro islamista en Mali. El ministro de Cooperación francés, Henri de Raincourt, informó ayer de movimientos de rebeldes «en torno a Mopti». Esta ciudad se sitúa a medio camino entre Bamako y Tombuctú, localidad esta última patrimonio de la humanidad que cayó el domingo bajo el control del islamista Ansar Dine (Defensores del Islam) apoyado por Al Qaida en el Magreb Islámico (AQMI), que mantiene retenidos a dos cooperantes españoles desde octubre.

Tres de los jefes de AQMI (los argelinos Abu Zeid, Mojtar Belmojtar, alias el Tuerto, y Yahya Abu Al Hamam) se encuentran en Tombuctú junto al líder tuareg islamista Iyad Ag Ghaly, que ya aplica en esa ciudad la ley islámica

Ansar Dine y AQMI echaron de Tombuctú a los tuareg del Movimiento Nacional de Liberación de Alzawad (MNLA), grupo laico que lanzó la ofensiva separatista en enero. La pregunta ahora es saber si lograrán progresar hacia el sur y alcanzar Bamako.

La junta anunció que se plantea procesar por «alta traición» al presidente Amadou Toumani Touré.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Los islamistas imponen la sharia en el norte de Mali y siguen avanzando